“No voy a olvidar este 2015” Sofía Darnay, referente de la Primera División de hockey, analizó el cierre de un año en el que fue campeona nacional con River y preseleccionada por el cuerpo técnico de Las Leonas.

  • Compartir

Pieza fundamental en el esquema de Las Vikingas, con quienes este año obtuvo el título en la Liga Nacional A y fue semifinalista en los playoffs del Metropolitano, Sofía Darnay cerró el 2015 con el llamado del DT de la Selección Mayor, Gabriel Minadeo, para ser parte de la observación de jugadoras realizada en el Cenard.

¿Cómo resumirías el año 2015 dentro de tu carrera?
Un año intenso. Creo que, después de estar tanto tiempo fuera de las canchas, volver es lo que más quieres y valorás todo. Es muy lindo pero también duro, es una combinación de exhausto y placentero: esto es alto rendimiento y no se puede bajar la intensidad. El trabajo tiene su recompensa y así fue, el cierre del año nos entregó el campeonato de Liga más una gran actuación en los playoff y, en lo personal, una convocatoria inesperada. Esas cosas son impagables, no voy a olvidar este 2015.

Ya fuiste parte de la Selección Nacional Juvenil y jugaste partidos internacionales. ¿Qué se siente jugar con esa camiseta?
Es indescriptible y siempre un orgullo, pero sueño con jugar alguna vez un torneo con las Leonas porque son grandes de verdad. Estar ahí entrenándonos y aprender de ellas sería lo máximo. Los sueños siempre están, pero es muy difícil: deseo que se cumpla, por eso tengo que luchar, entrenar, y disfrutar.

¿Cuáles son tus aspiraciones en el corto y mediano plazo?
Mis aspiraciones personales son participar de las mayores concentraciones nacionales posibles y ser la herramienta que esté siempre disponible cuando lo necesite mi equipo. También me gustaría lograr ser campeonas del Metropolitano y de la Liga Nacional, ¡ser campeonas de todo! El hockey es lo que nos gusta y no nos cansaremos de desplegarlo.

¿Desde cuándo viene tu relación con el hockey?
Desde siempre, porque vengo de una familia de hockey, de hecho comencé a jugar porque mi hermana y mi mamá lo hacían. Me enamoré de este deporte y lo elegí al igual que mis hermanos. En casa se hablaba de hockey todo el tiempo.

¿Jugaste en equipos de Tucumán, tu provincia?
Jugué en inferiores en La Querencia, un equipo del interior de la provincia, luego en San Martín y en el Club Tucumán Rugby, donde debute en primera división.

¿Cómo fue que te dirigiera tu hermano?
Fue lindo, ni más fácil ni más difícil, pero sí sirvió para aprender más porque me exigía mucho más. Volvíamos y veíamos partidos buscando los detalles: cuando algo me salía bien, me decía "puede salir mejor", pero yo lo comprendía porque él es así, buscando la exigencia constantemente, siempre en pos del crecimiento.

Debutaste en River en el 2011, ¿cómo fue ese día?
Sí, fue contra el CASI e hice un gol, fue inolvidable. Recuerdo que me costó mucho: desde que había llegado jugaba en la Intermedia y quedaba en el banco de suplentes de primera, estaba impaciente por entrar, pero recién en el mes de mayo aproximadamente me dieron la oportunidad que tanto esperaba. Gracias a Dios me fue muy bien, aprendí a remarla, a ganarme mi lugar, a entender al entrenador y a superarme cada día. El año pasado contra el SIC volví después de siete meses luego de una lesión y por ese motivo no pude jugar los playoff el año anterior. Me dolió mucho estar tanto sin jugar pero a la larga aprendes que son cosas de hockey y que te fortalece, aprendés a luchar.

¿Qué opinión tenés del DT, Cachito Vigil?
Es un genio, con un corazón inmenso. Sabe toneladas, entiende el hockey como nadie, es pasión pura y, en lo personal, es mi papá de Buenos Aires.

¿Y de tus compañeras?
Realmente son unas fenómenas, son mis hermanas. Competencia siempre existirá, porque eso es parte del juego, pero somos una familia. La verdad es que para estar en River tenés que estar loco por entrenar y tener valores. Cada una de mis compañeras tiene estas características, cada una es una Vikinga.

¿Qué esperás para 2016?
Con muchas ansias de que comience, con esperanzas de que será nuestro año y de que vamos a entregarle un campeonato metropolitano a River, que tanto se lo merece. En lo personal, sé que voy a crecer más al estar completamente recuperada de la lesión.

Por Horacio Theunynck