Vidal: "Entrenarse al lado de la Primera es fundamental" El director técnico de la Cuarta División contó cómo será esta nueva etapa en el proyecto Infanto-Juvenil y sus beneficios.

  • Compartir

Por: Rubén Sagarzazu


José Vidal dirige a la Cuarta División en esta nueva etapa de transformación de las categorías Infanto-Juveniles. Le encanta el nuevo desafío de formar jugadores para que lleguen a la Primera. Sabe que tiene que aplicar al máximo todos sus conocimientos de docente y técnico, porque los chicos están a un paso de la Reserva y la Primera. Y no tienen margen para dar ventajas. Ya que cuando les llegue la oportunidad deberán mostrar todas sus condiciones para no desaprovecharla.

“Es un orgullo para mí que nos tengan en cuenta para este proyecto que ideó y motorizó Gallardo para las Divisiones Inferiores. Estamos en un lugar donde hay que afinar todas las situaciones de los jugadores. Si nos pusieron ahí es porque nos tienen confianza para que podamos desarrollar el trabajo”.

Con el trabajo que harán Javier Alonso, Gordillo, Perrone y Rivarola, vos vas a tener que darles el toque final a los jugadores para que estén listos para pegar el salto a Reserva o Primera cuando los requieran.
Con todos los profesionales que me nombraste se nos va a hacer mucho más fácil la puesta a punto final. A partir de este año ese proyecto se mejora. Nos van a llegar jugadores con mucho más conocimiento y mayor funcionalidad para jugar en equipo.

¿En qué va a consistir específicamente tu trabajo?
La Cuarta División es un poco más complicada que las demás porque están a un paso de la Reserva y mucho más cerca de la Primera. En el proyecto de este año hay que potenciar a estos chicos. Porque a veces bajan de Reserva y hay que trabajar en lo psicológico, porque sufren el bajón de no poder jugar en el preliminar y les toca hacerlo en Cuarta. El año pasado se logró que sea competitiva para jugar el campeonato. Este año vamos con la misma metodología, pero con diferenciación. Nos separamos del grupo de elite de la Reserva. Y la idea es potenciar a esos jugadores que quedaron en Cuarta. Los chicos nos van a llegar más completos que hasta ahora. Y en River es natural que por las condiciones que tienen salten de una división menor a la Cuarta o la Reserva. Y está en nosotros en enseñarles las cosas que van a suceder para que no se vean sorprendidos por el cambio brusco.

¿En qué mejora todo esto el proyecto de Gallardo?
Que se bajó una línea futbolística de la Primera hasta los Infantiles. Eso no significa que cada equipo no tenga su impronta. Y esa es la línea histórica de River. Con el talento y la habilidad de siempre. Es como Gallardo proyecta al equipo de Primera, con la forma de jugar de River, al que le agrega su idea. Eso es lo que nos pide a nosotros.

¿Cómo se plasma esto en el día a día?
En el día a día hizo una división con respecto al año pasado. Que estaban juntas Cuarta y Reserva. Este año se dividió en tres grupos: Reserva, Cuarta y Quinta, que trabajan a la par de la Primera. Y habrá un seguimiento personalizado de todas las categorías. Vamos a estar mucho más observados, pero más guiados.

¿Los notás más motivados a los chicos con esto de estar con la Primera?
Para ellos es una motivación extra, porque a 50 metros tienen a la Primera y a Gallardo dándoles indicaciones. Y las escuchan. Y eso lo pueden incorporar su juego. Para nosotros eso es un golazo, que nos facilita mucho la tarea. Este año va a ser como se hizo en el anterior. Gallardo va a utilizar a los chicos en algunos ejercicios táctico-técnicos, para ver cómo están y cómo responden. Hernán Díaz también va a participar en esta tarea.

¿Y qué cosas van a incorporar para mejorar aún más a los jugadores y hacerlos completos?
Al tener el espejo de la Primera se nos va a hacer más fácil. Porque vos le podes pedir a un jugador que juegue igual que el de la Primera en su puesto y no tiene más que mirarlo y asimilar sus conocimientos. Y en River se hace más común porque los chicos de abajo vienen con el estilo futbolístico del Club incorporado. Siempre hay zagueros con buena técnica, volantes internos, con llegada y definición y delanteros goleadores. Nosotros lo que hacemos es repetir lo que se hizo en River toda la vida.

¿Cómo hacés para terminar de formarlos y al mismo tiempo controlar la ansiedad que les genera a los chicos estar tan cerca de la Reserva y la Primera?
Nosotros en ese sentido estamos contenidos por la Primera. Gallardo no apura a Palacios. A los chicos de la categoría 99 que hizo debutar el año pasado los sigue observando y llevando de a poco. El tema es que se sienten contenidos y protegidos. Y cuando los lleven a Primera es porque se lo merecen. Entonces a nosotros nos facilita la tarea de formación y contención.

¿Habrá un método donde tengan todos los datos de los jugadores pormenorizados en cuanto al rendimiento?
Sí, tendremos todos los datos de cada jugador. Y con eso vamos a corregir los errores individualmente y potenciar sus cualidades. Esto será por el seguimiento que le harán los nutricionistas, los preparadores físicos y los distintos cuerpos técnicos. Habrá un informe completo de cada uno. Y eso nos va a permitir hacerlos más completos.

Será importante esa tarea de nutricionistas, psicólogos y todos los que hagan el seguimiento.
Yo quiero ver el rendimiento individual de cualquier jugador y el videoanalista enseguida me lo pasa. Todo esto gracias al trabajo que harán los nutricionistas, siguiendo minuciosamente cómo se alimentan los jugadores y los psicólogos viendo y analizando formas de comportamiento tanto en lo colectivo como en lo individual. Si esto no pasa es porque fallamos nosotros.

¿Al estar compartiendo con la Primera mucho tiempo los ayuda a calmar la ansiedad y crecer futbolísticamente?
Entrenarse al lado de la Primera es fundamental, porque interactúan con los jugadores. Reciben consejos. Gallardo se lleva a algunos jugadores a entrenarse con ellos. Y ahí se conocen. Y fundamentalmente saben qué se necesita para jugar ahí. Y saben que si no agregan cosas a su juego, pueden llegar, pero les va a ser difícil mantenerse. Lo que más le llama la atención es que el ritmo de juego es muy distinto y mucho más en River. Y que hay que resolver en un instante y pensar qué hacer antes de que llegue la pelota.

Si tenés que hacer una evaluación, ¿cómo están las inferiores de River?
Yo creo que hay muy buenos jugadores. No hay que apurarse. Estoy de acuerdo en cómo los lleva Marcelo: de a poquito y los hace debutar en el momento justo.