“Venir a River fue la mejor decisión de mi vida” Bruno Zuculini se refirió a su gran presente en el campeón de América. Ponzio y Gallardo como referentes, los secretos del puesto y sus objetivos para el 2019 en una entrevista exclusiva con el Sitio Oficial.

  • Compartir

Por: Rubén Sagarzazu


Con 25 años recién cumplidos, Bruno Zuculini vive el momento más feliz de su carrera y tiene un futuro prometedor. Galllardo le dio minutos en los últimos partidos y no los desaprovechó: con muy buenos rendimientos en un punto neurálgico de la cancha, alcanzó su punto máximo en el clásico frente a independiente, donde fue la figura de la cancha.

Por eso no duda en contar lo que siente interiormente en este momento: “Soy un privilegiado en estar acá. El otro día, cuando salí de la cancha en el partido contra Independiente y la gente me aplaudió, sentí una gran emoción. Ellos te agradecen de corazón lo que vos hacés dentro del campo de juego y eso es producto del esfuerzo en los entrenamientos y de creer que todo se puede lograr. Desde que llegué, River no para de sorprenderme. Por eso fue la mejor elección de mi vida el venir acá”.

Cuándo te fuiste a Europa, ¿pensaste que era para siempre?
Realmente pensé que ya había logrado todo. Me fui al Manchester City muy joven y la verdad es que en Europa no pude lograr mis objetivos. No anduve bien, jugué poco y estuve buscando mi lugar en varios clubes y no lo logré. Después, cuando estaba adaptándome en el Genoa de Italia, surgió la posibilidad de venir a River y no lo dudé. Sabía que acá estaba la oportunidad de consolidarme como jugador y de ganar muchas cosas. Veía que River ganaba todo, jugaba bien y tenía un técnico como Gallardo, que no sólo sabía de fútbol sino que potenciaba a los jugadores a través del equipo y priorizaba al grupo por encima de todo.

Y realmente fue así…
Fue mucho más de lo que yo esperaba. A los tres meses de haber llegado ya ganamos la Supercopa Argentina contra Boca y después llegó algo que nunca voy a olvidar: ganar una Copa Libertadores y nada menos que contra Boca. Yo vine con la ilusión de ganar títulos, pero lo que pasó realmente me superó.

¿Gallardo ya te marcó como jugador?
Le verdad es que sí. Acá me hice jugador. Me enseño un montón de cosas y tácticamente me marcó cómo tengo que moverme posicionalmente en la cancha: me corrigió la manera de pararme defensivamente, cómo perfilarme para recibir la pelota, a dónde hay que presionar y estar concentrado en tomar las marcas o realizar las coberturas cuando el equipo está atacando para que no nos agarren mal parados defensivamente, porque somos un equipo que ataca constantemente y estamos volcados siempre en campo rival. Son muchas cosas que le sirven al equipo en base a mi función. Esas cosas yo no las tenía incorporadas y ahora las practico día a día para tenerlas bien aceitadas. Gallardo me hizo un jugador completo.

¿Lo que más te pide es que recuperes la pelota y luego busques a los jugadores de primer pase?
Básicamente sí. Lo mío es recuperar la pelota y después apoyarme en los que saben para armar la jugada. Acá tenemos jugadores de buen pie como Enzo Pérez, Palacios, Juanfer, Nacho Fernández, De la Cruz y ahora también Ferreira, que tienen un muy buen primer pase. Después tengo que salir a cruzar a los costados y también estoy acostumbrándome a meterme entre los centrales, para no dejar espacios y cerrarnos para que no nos lleguen al arco.

¿Te sorprendió que Ponzio haya dicho que vas a ser su sucesor?
La verdad, sí. Porque viene del capitán del equipo, ídolo, referente y que ganó todo. Y que además es uno de los primeros en la fila a la hora de entrenar, que se fija todo lo que pasa en el vestuario, siempre para sumar. Es el que junto Gallardo marca el camino, que habla constantemente con todos, para alentarte y darte consejos. Charlamos mucho, nos llevamos bien. Me da consejos sobre lo que es el puesto que me sirven muchísimo y también sobre cosas de la vida. Que él haya dicho que puedo ser su reemplazante me motiva muchísimo para sacrificarme día a día y mejorar mi nivel.

Para ganarse la titularidad con Gallardo, ¿tenés que rendir más en los entrenamientos que en los partidos?
Es así. La semana es tremendamente exigente y en cada entrenamiento debés dejar todo, te pide lo máximo para tomar la mejor decisión a la hora de formar el equipo. Y nosotros tenemos que darle todos los elementos posibles para jugar bien y lograr los resultados con un buen juego.

¿Los sorprende también a ustedes como técnico?
Gallardo sorprende siempre a todos. No sólo a los equipos rivales tácticamente, sino que siempre está pensando en cómo poder ganar los partidos, buscando con distintos movimientos. Si bien River tiene una forma y una idea de jugar, él nos marca cuatro o cinco cosas, por dónde podemos desequilibrar, y casi siempre se termina dando. Es un técnico que constantemente está pensando en superarse: no se queda con lo que ganó, siempre quiere más.

¿Cómo están hoy futbolísticamente?
Estamos jugando bien y hace un par de partidos que no perdemos. Nuestra meta es clasificar a la próxima Copa Libertadores, tratar de repetir en la actual, después está la Copa de la Superliga y después queremos lograr la Recopa Sudamericana con Atlético Paranaense. El que baja este mensaje ganador es Gallardo. Después nosotros como grupo tenemos una mentalidad muy fuerte que nos hace ganadores. ¿Cuál es el secreto? Que River es un grupo unido, dónde la figura es el equipo, el vestuario está siempre en armonía y en cada entrenamiento vamos agregando cosas para jugar mejor y buscamos corregir las que no nos salen bien durante los partidos. Por eso es muy difícil ganarle a River.