Una final para el recuerdo Los detalles de la consagración de River, campeón de la Copa Argentina de futsal por segundo año consecutivo.

  • Compartir

El 22 de diciembre de 2016, River salió campeón de la Copa Argentina de Futsal y ahora, antes de cumplirse un año, tenía la chance de lograr levantarla por segunda vez consecutiva.

El rival a vencer era Villa La Ñata, un duro equipo que supo dejar en el camino a Kimberley y a Boca para acceder a la final que, a diferencia de la de la temporada anterior, esta vez sería con partido de ida y vuelta.

En el primero, los dirigidos por Alejandro Pérez se impusieron por 4-3 ante el conjunto de Benavídez y este miércoles, en el polideportivo de Ferro Carril Oeste, debían sentenciar la historia.

El quinteto inicial que salió a la cancha estuvo conformado por el arquero Javier López, el capitán Ignacio Caviglia, Santiago Ramos, Nicolás Rolón y Ramiro Martínez Dios.

El marcador se abrió a los 3´de juego a través de Caviglia para comenzar una noche soñada. Dos minutos después, el infalible Martín Persec extendió la ventaja para el Millonario que acariciaba el bicampeonato.

Pero todavía faltaba mucha acción. “La Ola Naranja” logró descontar de pelota parada a través de uno de sus goleadores, Jonatan Carnevale, para poner las cosas 2-1. Tiempo después, un intratable Persec anotó por duplicado para la alegría de todos los riverplatenses presentes que se fundían en un abrazo en cada gol.

El Millonario estaba dispuesto a defender la Copa obtenida en el 2016 y Emiliano Baloira, luego de otra acción de pelota parada, estableció el 5-1 que permitía que se impusiese por 9-4 en el global. La Ñata logró descontar en los pies de Matías Picallo pero River estaba imparable y, con un tanto de Rolón a los 18´, se fue al descanso 6-2 arriba.

El rival salió a buscar el partido con arquero jugador y, luego de ocho minutos sin que se alterara el marcador en la segunda mitad, el goleador del equipo, Iván Brizuela, anotó el tercero para el conjunto dirigido por Sebastián Mareco.

El conjunto de zona norte volvió a descontar, esta vez a través de Juan Cruz Chávez, en la función de quinto hombre de ataque, que con un 6-4 abajo iba en búsqueda de la hazaña. Pero, a seis del final y con el arco solo, Santiago Ramos con un remate desde su área marcó el 7-4 que dejaba a River cada vez más cerca del objetivo.

En un final intenso, a los 17´ Chávez, que continuaba como arquero jugador, volvió a convertir para el contrario. Pero todavía faltaba más: el experimentado Caviglia de penal y luego Braian Ríos con un remate de larga distancia, ponían el 9-5 en una velada inolvidable y a puro gol.

A un minuto del cierre, Brizuela anotó el sexto para La Ñata que iba a sufrir la expulsión de su técnico, mientras que en River se iba a ir su arquero, Javier López, por doble amarilla.

A menos de 20 segundos del cierre, Baloira aprovechó el arco solo para establecer el 10-6 final y desatar un interminable festejo rojo y blanco.

Al ritmo de “Dale campeón” los jugadores dieron la tradicional vuelta olímpica y levantaron esa copa que, por un año más, se queda en casa.

Por Marina Márquez

Galería de fotos