Tomino: "Hay una competencia buena y sana" El defensor habló con el Sitio Oficial y se refirió a su actualidad en la División Reserva de River.

  • Compartir

Por: Rubén Sagarzazu


José Tomino se desempeña como marcador central en la Reserva, su sueño es jugar en la Primera División. Pero a los 20 años tiene muy claro que el fútbol es una profesión y por eso también se prepara para ser alguien en la vida, por si no le toca llegar.

Tiene una linda historia de familia ligada al fútbol y a la cultura, que también le muestra que hay un camino para seguir adelante sin fútbol. En el comienzo narró cómo se dio la posibilidad de venir a River. “Estuve en Sarmiento de Junín desde los ocho años. Y llegué al plantel profesional que dirigía Delfino. En noviembre del año pasado vine a probarme, estuve una semana. Jugué en un amistoso de la Reserva contra la Selección Sub-20 de Perú y por suerte dejé conforme al entrenador. A los 15 días me llamaron y me dijeron que tenía que tener un mes de adaptación, de noviembre a diciembre. Y acá estoy cumpliendo el sueño de jugar en este monstruo que es River”.

¿Pensabas que algún día podía pasarte algo así?
Era un sueño muy lejano que no lo veía, porque ya estaba en una edad de ser profesional y de tener contrato. Creo que es un premio que me llegó por hacer bien las cosas en mi club.

¿Cómo fue el cambio?
Al principio me costó la adaptación. Acá es un juego mucho más dinámico y con una intensidad terrible. No tan físico como en la B Nacional, donde hay mucho roce físico y se utiliza también la fuerza. En Reserva se juega muy rápido y a uno o dos toques. Con el correr de los partidos y entrenamientos le tomé la mano al estilo de River y al juego de la Reserva.

Como defensor, ¿qué cosas le tuviste que agregar a tu juego?
Acá te exigen que juegues bien con la pelota, que seas más técnico. En Sarmiento me decían que tenía que jugar simple. En River la última opción es saltear líneas con la pelota.

¿Cuáles son tus características?
Soy un marcador central que está siempre bien parado y ordenado. Con mucha personalidad. De tirar siempre para adelante y ser positivo. Me siento fuerte en el uno contra uno. Manejo los tiempos e intento leer siempre el juego. Pero todavía me falta un poco. Acá tenés que defender en la mitad de la cancha. Si te meten la pelota al espacio, tenés que correr 50 metros para atrás. Por eso no hay margen para el error. Está bueno porque te exigen al máximo y eso te hace mejorar.

¿Los delanteros son difíciles para marcar en Reserva?
En la Reserva de todos los clubes hay muy buenos delanteros. Son todos muy parejos. Están las joyitas dando sus primeros pasos. Entonces tenés que sacar todas las virtudes defensivas para que no te superen. Trato de mirarlos a todos para saber cómo hay que marcarlos.

¿Qué cosas te sorprenden de la Primera?
River está en un gran momento. Los jugadores son todos de gran categoría y hay una competencia buena y sana para poder jugar. Me sorprendió la velocidad y actitud que tienen para atacar y también para recuperar la pelota. La intensidad es terrible, vuelan. Los jugadores como Pratto, Suárez y Juanfer, por ejemplo, son muy hábiles. Y los más jóvenes, Álvarez y Ferreira, son inteligentes con la pelota y difícil de marcar.

¿Es difícil llegar ahí?
No soy de presionarme. Sé que haciendo bien las cosas la oportunidad me va a llegar.

¿Desde el juego qué tenés que hacer?
Rendir siempre bien. Sumar muchos partidos y minutos en Reserva. Y tener más intensidad a la hora de jugar y marcar. El ritmo te lo da el aprender, entrenarte y jugar. Con eso llegás a tener el nivel de Primera División.

¿Jugaste contra ellos?
Sí. Nosotros cuando jugamos contra ellos no arriesgamos tanto en la marca. No podemos ir muy fuerte porque tienen que jugar y dar todo lo que tienen en los partidos. Gallardo no nos pide que hagamos sombra, pero que vayamos con el debido respeto. Porque a veces uno con la euforia de querer quitarle la pelota se vuelve bruto. Lo que sí es que se entrenan siempre al ciento por ciento y no te regalan nada.

¿Y de Gallardo qué opinas?
Se nota que es un excelente técnico. Ganó todo. Qué más se puede decir. Lo notás en cada entrenamiento. Este River no se generó de un día para el otro. Hace cinco años que se viene gestando en todas las prácticas y los jugadores dando todo. Las cosas no nacen de casualidad. Trabajó, trabajó y trabajó y hoy tiene su recompensa. Y los jugadores siempre van por más y nunca se relajan. Y jamás subestiman a ningún rival.

¿Quiénes son tus referentes?
Javier Pinola es un central que jugó y triunfó diez años en Europa. Tiene un nivel de Selección. Lo miro mucho, cómo juega, la garra que le pone. La actitud para recuperar la pelota. Es un referente para todos los chicos de Inferiores y una bestia entrenándose. Martínez Quarta también viene haciendo las cosas bien y tiene destino de fútbol europeo. De los del exterior, Sergio Ramos, que es completo, y el holandés van Dijk, que es un crack.

¿Qué disfrutas de River?
Disfruto de todo. Es un Club increíble. Espero poder cumplir el sueño de jugar en la Primera.
Me hacen bien las amistades que hago y el grupo de chicos que hay acá. Eso es lo más lindo que tiene el fútbol.

¿Te abrió la mente?
Totalmente. Valoro mucho dónde estoy. Llegar a River fue lo mejor que me pasó. Millones de chicos quieren jugar acá. Sólo tenés que entrenarte y jugar, nada más, porque te dan todo. No te queda otra que matarte en cada entrenamiento. River hace un esfuerzo grande por nosotros en el día a día. Todos se matan por nosotros.

¿Qué esperás de la vida?
Lógicamente, poder jugar al fútbol profesionalmente. Pero sé que esto es una profesión. Y por si no me toca llegar me estoy preparando para tener recursos y armas para ser alguien en la vida .Estoy estudiando inglés y administración de pymes. Tengo todo el apoyo de mi familia, que siempre me inculcó que también tenía que estudiar.

¿Tenés una familia bien futbolera?
Sí. Mi abuelo José Ángel jugó ocho partidos en la primera de San Lorenzo. Era número diez y muy amigo de Bilardo. Estudiaron medicina juntos. Se recibió de médico pediatra y hoy a los 80 años sigue ejerciendo. Mi papá, Leopoldo, era centrodelantero y jugó en la Primera de Sarmiento de Junín, Arsenal, Argentinos Juniors, Defensores de Belgrano y se retiró en Tigre a los 26 años, porque se operó de apendicitis y tuvo que dejar. Ahí se recibió de abogado y hoy trabaja en el poder Judicial de Junín. Además es técnico de una categoría de Sarmiento. También mi hermano Juan Cruz está en la Séptima División de Sarmiento. Mi mamá, Dalila, es maratonista y triatlonista. Y mis hermanas Inés y Anita juegan al hockey. Ellos son los que me apoyan y me guían en todo. Si triunfo en el fútbol o tengo que hacer algo para estar bien en la vida.

¿Tenés algún hobby?
Sí. Me gusta leer mucho. Sobre todo libros de fútbol, tengo los de Guardiola, Simeone, Menotti y me quiero comprar el de Mascherano. Y de los que no son de fútbol, me gustó el de Harry Potter. Mis compañeros me cargan porque no me gusta jugar a los videojuegos.

FICHA TÉCNICA
Nombre y apellido: José Tomino
Fecha de nacimiento: 17 de enero de 1999
Lugar: Junín, Buenos Aires
Edad: 20 años
Peso: 75 k
Estatura: 1,81 m
Perfil: zurdo
Apodo: Gringo
Categoría: Reserva
Puesto: marcador central