Sznitowski: “Arrancamos la segunda parte del año con todo” Después de un buen inicio en el Clausura, la Liga de Honor se prepara para su siguiente desafío: defender el título en el Nacional de Clubes.

  • Compartir

Ganando los dos encuentros iniciales del Clausura y marcando 67 goles sumando ambos partidos, La Liga de Honor de Caballeros ya salió al ruedo en el segundo semestre y se prepara para sus nuevos compromisos. Después del exigente duelo ante Ward por la tercera fecha (se jugará este domingo a las 11), llegará el Nacional de Clubes, en el que River, el máximo ganador histórico de este certamen (12 títulos), buscará dar la vuelta olímpica como lo hizo hace un año.

“Es un torneo duro, pero estamos con muchas ganas y a lo largo del año hemos crecido. Eso nos ilusiona para llegar bien al final", cuenta el entrenador de River, Pablo Sznitowski.

Tuvieron un primer semestre exigente, ¿qué balance hacés de la actuación del equipo?
El primero fue un semestre difícil porque tenemos siete jugadores en la Selección, ellos venían de jugar el Mundial con los Gladiadores y tenían que prepararse para el Panamericano, lo cual a veces puede jugar un poco en contra en la cabeza. Empezamos el torneo con algunos traspiés, después enfocamos el rumbo nuevamente, empezamos a levantar y terminamos consiguiendo la medalla de bronce en un Panamericano excelente. Para el final del Apertura volvimos a encontrarnos como equipo, después del receso empezamos a entrenar muy bien y arrancamos esta segunda parte del año con todo.

¿Cómo trabajan para balancear al equipo entre los jugadores de mayor experiencia y los más jóvenes que se van sumando?
Nos estamos renovando, con algunas caras nuevas pero manteniendo la base del equipo del Panamericano. Desde hace dos años venimos haciendo un recambio y es bueno poder hacer eso no de golpe sino paulatinamente. Se fueron incorporando muchos de los Juniors del año pasado, una camada muy importante que venía de ser bicampeona, y eso nos permitió subir a ocho jugadores, de los cuales hay varios que ya juegan todos los sábados en Liga como Romero, Grandi, Castro, Casanova o Kelly. Se adaptaron bien y, a la vez, hay otros Juniors con los que también vamos mechando en los entrenamientos y en algunos partidos. Para esto es importante Copa Femebal, que usamos para que algunos de los chicos vayan ganando roce.

¿También hay un trabajo previo para que los chicos lleguen bien preparados a la Liga de Honor?
Sí, tienen que tener una muy buena base como para poder aportar y no sentirse fuera de tono, es por eso que en Juveniles y Juniors tratamos de que la base del juego les sirva para después llegar a Liga notando lo menos posible las diferencias obvias que existen. En esa etapa tienen que dar un paso tanto en lo técnico y táctico como en lo físico.

En un torneo de las características del Nacional, ¿pasa a ser más importante tener más opciones para el recambio?
Sabemos que tenemos rivales duros: a Maipú de Mendoza lo hemos enfrentado varias veces y sabemos que juegan muy bien, con Escuelas Pías de Córdoba jugamos el año pasado en semifinales y nos costó muchísimo, y después están los equipos fuertes de Femebal que suelen estar en las definiciones de los torneos, en este caso Ballester y Quilmes. Son cinco partidos en cinco días, sin descanso, entonces es fundamental tener un equipo largo, para poder rotar y llegar lo más fresco posible al día siguiente. Venimos trabajando en esto desde el año pasado, con algunos cambios en el sistema de juego. Lograr un doble equipo no es nada fácil y menos en el sistema amateur, pero creo que lo pudimos lograr y que hoy tenemos la posibilidad de cambiar jugador por jugador en cualquier momento del partido sin bajar el ritmo.

Noticias Relacionadas

15/12/2017 De River y de Selección
12/12/2017 Juveniles: River, campeón del Súper 4
06/12/2017 Las chicas van por más
06/12/2017 Juveniles finalistas