“Priorizamos el compañerismo y la amistad” Otto De Vilmar, entrenador de arqueras del Club, contó cómo se trabaja en la preparación de las jugadoras en ese puesto.

  • Compartir

Otto De Vilmar, entrenador de las arqueras de hockey de River, cuenta con una extensa trayectoria tanto en césped como en pista y lleva casi 25 años realizando trabajos de pretemporada en la Costa Atlántica con jugadoras de todo el país. Durante el último verano, las arqueras del Club participaron de estas tareas con un entrenamiento físico y técnico exclusivo para ellas.

¿En qué consistió el entrenamiento de las arqueras en pretemporada?
Es una tarea en la que se realizan diferentes combinaciones físico-técnicas en la playa. Se trabajó en la parte física con distintos tipos de durezas en la arena: blanda, semidura y dura, para combinar distintas tareas en lo muscular. También ayudó mucho el aporte del agua del mar, que ayuda a la relajación y a la distensión luego de la jornada de trabajo, creando así un clima de trabajo saludable y relajado.

¿A qué aspectos técnicos se les prestó mayor atención?
Se hizo hincapié en un trabajo específico debajo de los postes, junto a ejercicios de reacción y reflejo en el área, complementando todo lo que constituye a una arquera. En el área, son una jugadora más y queda en ellas, durante los encuentros, la tarea de decidir qué tipo de jugada debe realizar en cada momento: quedarse debajo de los postes o salir al área.

¿Existen puntos en común en arqueras de césped y de pista?
Es una tarea muy similar en ambas superficies. El hockey pista se juega en espacios cerrados y dimensiones más chicas -justamente fue creado para lugares donde las bajas temperaturas no permiten el juego al aire libre-, pero en este caso las arqueras trabajan de la misma manera. Tuvimos en el entrenamiento la colaboración de una entrenadora de arqueras de pista del seleccionado de Ushuaia, haciendo la conjunción de ambas actividades.

¿Cómo están las chicas para comenzar el torneo?
Están muy bien, técnica y físicamente, este trabajo que hemos realizado dará sus frutos en la exigencia del campeonato. Trabajamos mucho desde la Novena División en adelante, siguiendo la línea que propone “Cachito” Vigil: las ordenamos desde las líneas de abajo y priorizamos el compañerismo y la amistad. En River no existe diferencia entre los puestos y entre las líneas, no son rivales entre ellas sino que prevalece la sana competencia. Por eso, priorizando el trabajo desde abajo, creo que River será potencia en el hockey nacional en poco tiempo. Por ejemplo, cuando cedemos jugadoras a las Leonas, sabemos que tenemos una suplente que tiene un potencial muy similar y la puede reemplazar perfectamente.

Por Horacio Theunynck