Los jugadores de River, en el McDía Feliz