Javier Alonso: "Es una linda experiencia" El entrenador de la Novena División, en declaraciones al Sitio Oficial, se refirió sobre su nuevo rol en las Inferiores.

  • Compartir

Por: Rubén Sagarzazu


“Mi trayectoria como técnico empezó hace años en los Infantiles de River, después estuve en el ascenso (dirigió 6 años en Atlanta: cuatro en Inferiores y dos en la Primera. También en Almagro y Barracas Central). Y en esta nueva etapa en el Club hace cinco temporadas. En Octava División, cuatro años. Siempre como ayudante de campo, en la última etapa con Jorge Gordillo. Y por suerte este año me dieron la responsabilidad de ser el técnico de la Novena”.

Javier Alonso, flamante entrenador de la categoría más novata en River, repasa su currículum como técnico. Está muy feliz con este nuevo desafío y no oculta su alegría de poder volcar toda su experiencia y sabiduría a los jugadores más jóvenes de las juveniles.

¿Qué es ser técnico de River?
Es muy lindo. Es un club espectacular. Hay mucha gente a la que quiero porque me ayudaron mucho y me hicieron crecer como técnico y también como persona. Lo más importante es que hay que trabajar para promover chicos para el futuro. Que puedan llegar a la Primera división. Para eso tenemos que trabajar duro y dar lo mejor de nosotros.

¿Dirigir a la Novena es un premio o reconocimiento a lo que hiciste en estos años en el Club?
A mí, donde me tocara estaba conforme. Es una linda división. Porque es el salto entre Infantiles y Juveniles. Es una linda experiencia. A los chicos recién los estoy conociendo. Me parece que tiene buenas condiciones y que son buenas personas. Lo que más queremos es pulirlos, para que sean mejores cuando termine el año.

¿Es muy grande el cambio de pasar de Infantiles a Juveniles?
Sí, hay un cambio. Por ejemplo, en la forma de entrenar. En Infantiles se entrenaban tres veces por semana y acá, en Novena, tienen que hacerlo todos los días. Hay otras cargas físicas y son los más chicos de las categorías juveniles. Nosotros estamos preparados para que desarrollen todo su potencial futbolístico.

¿También hay un cambio desde lo mental?
Se produce un cambio. Ellos tienen que tratar de jugar cada vez mejor. Y nosotros con ellos encontrar el puesto ideal, que les permita desarrollarse como jugadores. Que conozcan distintos esquemas de juego y qué variantes tácticas te puede presentar el rival. Porque nosotros al ser River nos juegan con mucha gente atrás. Y acá siempre tenés que ser protagonista. Todas esas cuestiones que ellos vivan, nosotros tenemos que entrenarlos para que el día de partido no sufran. Y evidentemente, todo esto trae un cambio mental.

¿Cómo juegan tus equipos, más allá de la idea de juego que tiene River?
Con el gen de River. Uno se tiene que adaptar al club donde está. Mis equipos son ofensivos. Cualquier sistema que utilicemos será siempre con la idea de jugar en campo rival y tratar de ganar todos los partidos.

Al tomar riesgos, también tenés que trabajar en aceitar los esquemas defensivos. Que son diferentes a la mayoría de los otros equipos.
Un equipo es todo. Si bien la premisa es atacar, tenemos que saber defender. En River los defensores deben estar preparados para hacerlo con mucho espacio atrás. Y uno contra uno. Y debe practicarlo, porque en el futuro si le toca llegar a la Primera sabe que se juega de esa manera. Tomando riesgos. Nosotros desde chicos tenemos que prepararlos para que no se sorprendan cuando les toque llegar.

¿Cómo es la idea de jugar como la Primera?
Nosotros tratamos de formar chicos, que el día que les toque llegar a Reserva o Primera sepan lo que un jugador de River debe hacer en cada posición.

Eso te acerca mucho más a la forma de cómo juega la Primera y también al fútbol moderno que se practica hoy.
Eso es lo que buscamos. Que el jugador de River sea técnico y habilidoso. Y desarrolle su talento y pueda ser un profesional completo. Y formarlo con todas las innovaciones que el fútbol te va dando día a día.

¿Coincidís que estás en un lugar donde es fundamental lo que les enseñes a los chicos para que puedan llegar a la Primera?
Yo creo que ahora los chicos son unas esponjitas. Absorben todos los conocimientos y no se los olvidan más. Es una verdad. Este año tienen que crecer como futbolistas y en los próximos años, seguir mejorando y agregando cosas que potencien sus cualidades individuales. Para que lleguen a Primera siendo completos.

¿Con qué división te encontraste?
Están en el comienzo de la pretemporada. Todavía no hicimos prácticas de fútbol. Pero por los antecedentes es una categoría donde los jugadores tienen buen pie. Que hace dos años salieron campeones Infantiles. Tenemos mucha esperanza que este equipo va a jugar bien. Y que en el campeonato que está por comenzar estaremos en los primeros lugares.

¿También están pendientes de lo que les pueda pasar fuera de la cancha?
Tenemos a cargo 40 chicos. Y tratamos de estar en todos los detalles. A veces algo se nos puede escapar. Pero tenemos profesionales que están trabajando con nosotros (psicólogos, nutricionistas, etc.) y nos ayudan mucho para que no se nos escape nada. Les hablamos permanentemente y tratamos de ganarnos la confianza de ellos. Eso lo venimos haciendo hace años y nos dio un gran resultado. Ahora, seguiremos poniéndolo en práctica. La idea es clara formar jugadores y también seres humanos. La idea es que estando acá disfruten.

¿Qué opinás del proyecto de Gallardo para las Divisiones Inferiores?
Me parece muy bueno. Trabajar para que River mañana siga sacando talentos, como siempre lo hizo a lo largo de su historia. Estamos involucrados y alineados para que salgan muchos chicos que lleguen a la Primera y triunfen en el Club. Está bueno en este caso que Gallardo sea nuestro guía y podamos tener un ida y vuelta con él. Y también con los demás cuerpos técnicos. Todos trabajando por la misma meta, que River sea cada día más grande. Todo esto se logra con esfuerzo y unión.