Gutiérrez: “Sería hermoso coronar mi carrera con un título” En la previa del segundo choque por la final del Metropolitano, el capitán de la División de Honor de vóley se mostró esperanzado para poder revertir la serie ante Lomas. “Todo es posible si se le pone el corazón”, afirmó.

  • Compartir

Después de una extensa carrera que incluyó pasos por importantes clubes europeos y por la Selección Nacional, el armador Diego Gutiérrez volvió a mediados del año pasado a ponerse la camiseta que lo vio nacer.

En su primera experiencia en esta nueva etapa, capitaneó al equipo que, tras una excelente campaña, terminó como subcampeón de la Liga A2. Hoy, pocos meses más tarde, River vuelve a estar en una final (cayó en el primer juego de la serie ante Lomas y este martes irá por la revancha) y Gutiérrez, quien ya sabe lo que es ser campeón con la banda roja por haberse consagrado en la Liga de Clubes 1998/1999, cuenta sus sensaciones ante esta gran oportunidad.  

¿Qué esperás para el segundo partido ante Lomas?
Lo veo un partido difícil, pero no imposible: a las finales hay que jugarlas y todo es posible si se le pone el corazón.

Después de haber sido finalistas en la Liga A2 hace menos de seis meses, el equipo vuelve a llegar a la instancia decisiva de un torneo. ¿A qué creés que se debe esto?
Pienso que estamos en el lugar donde nos merecemos estar. No es casualidad, hay años de trabajo con la mayoría de mis compañeros, que son jugadores surgidos o formados en el Club.

¿Cómo ves el futuro del vóley en el Club?
Primero quiero destacar el apoyo que nos brinda River. Vivo el presente y no se qué puede pasar en el futuro, pero lo que me gustaría es que siguieran surgiendo jugadores y técnicos, no sólo en el vóley sino también en todas disciplinas.

¿Sentís alguna responsabilidad diferente por ser el jugador con mayor experiencia en el plantel?
No me siento responsable ni del éxito ni del fracaso. Desde mi lugar aporto la experiencia que me dieron los años, doy el 100% en los entrenamientos y estoy predispuesto para lo que necesite el equipo. Lo único que puedo decir sobre mí es que me encanta entrenar, jugar y hacer deporte.

¿Cómo es llevar un grupo con chicos de 20 años?
Como toda persona grande, soy un poco gruñón –se ríe-. Somos de generaciones diferentes, pero es una linda experiencia y de todo se aprende algo nuevo.

Te criaste en el Club y tuviste distintas etapas en River. ¿Qué sensaciones te genera seguir llevando estos colores?
Jugar en River es muy lindo, e ir terminando la carrera en el Club donde crecí después de tantos años es una linda sensación. Siempre digo lo mismo: agradezco el esfuerzo de mi madre por llevarme en River y al Club por formarme como deportista y persona. Yo me había alejado del vóley, se me había apagado la llama, pero volver a River fue el motivo de volver a sentir lo que antes había perdido. Por todo esto, sería hermoso coronar mi carrera con un título.

Tu trayectoria incluyó una etapa en la Selección Argentina. ¿Qué te dejó esa experiencia?
Mi paso por la Selección fue fugaz, en el momento quizás no tomé dimensión de los hechos. Me dediqué a entrenar y a jugar, me dejé guiar por mis entrenadores, me maneje con respeto y con pasión y las cosas se me fueron dando solas. Hoy te digo que fue un orgullo. Además, la experiencia de haber participado en un Juego Olímpico –los de Atenas 2004- fue como estar en Disney. El universo conspiro para que yo asistiera, ahí estuve y lo disfruté mucho.

¿Cuáles son hoy tus planes a corto plazo?
Hoy sólo pienso en terminar el torneo y llevar la final a un tercer partido, después vendrá la preparación para la Liga A2. Más adelante, mi idea es seguir jugando, las rodilleras no las voy a colgar: hoy estoy en la División de Honor, mañana estaré en otra categoría, en otro nivel, en la arena o en el pasto, pero seguiré en actividad. Me gustaría seguir ligado a este deporte porque es mi terreno, como un pez en el agua.

Noticias Relacionadas

17/09/2018 A paso firme
14/09/2018 Victoria contundente
14/09/2018 Arranque triunfal
13/09/2018 Sigue la puesta a punto