Gallardo: "Nos ganamos el mérito de jugar la final" El entrenador de River brindó una conferencia de prensa luego de la práctica de este viernes en Ezeiza.

  • Compartir

Marcelo Gallardo reconoció que aún no tiene confirmado el equipo para la final de la Copa Argentina ante Atlético Tucumán, pero sí adelantó que Enrique Bologna será titular y que aguardará por Enzo Pérez: "Lo vi bien, se entrenó con normalidad y fue una buena noticia. Voy a esperar a mañana por el equipo".

El DT explicó: "Los análisis se hacen al término de la temporada y el de este semestre nos tiene en una posición futbolística difícil. No es todo tan oscuro, tan gris. Tener la posibilidad de jugar una final es mérito de habernos ganado esa posibilidad. Vamos a afrontar esta final de Copa Argentina como merece, con el entusiasmo que eso genera, nada ha sido fácil. El rival tiene muchísimo entusiasmo y va a depender de cómo lo afrontemos mentalmente: tenemos que separar la actualidad futbolística de los últimos encuentros y enfocarnos en el único partido que nos queda e irnos con una sonrisa y enfocarnos en el comienzo de 2018 de otra manera".

Gallardo agregó: "No quiero retroceder en el tiempo, pero si tengo que dividir nuestro semestre en dos hay un antes y un después del partido contra Lanús. Llegamos a semifinal de la Libertadores, más allá de que el objetivo era ganarla o llegar a la final, en la Copa Argentina estamos en la final y la cuenta pendiente es lo que se ve claramente reflejado en el torneo local, que nos costó mucho. Hemos dado muchas ventajas y eso se refleja en la tabla de posiciones".

Con autocrítica, el entrenador detalló: "Los últimos partidos los perdimos por errores individuales y colectivos, hemos sufrido y ahí está la situación en la cual nos tiene el campeonato en la tabla. Ahora, tenemos que ser autocríticos, lo fuimos más para adentro que para afuera. Los jugadores son conscientes porque también se manifestaron, pero tenemos que volver al trabajo, a intentar ser lo que fuimos: un equipo que se acople, que funcione, que respete una idea clara de juego, más allá de que por momentos pueda salir o no, pero que sepa a lo que juega. A eso apuntaremos".

"El del sábado será un partido final y lo encararemos como eso. Queremos ser un equipo fuerte, que sepa que las finales se juegan con mucha entereza, mucha personalidad y mucho entusiasmo. De ganarla, vamos a estar con mucha alegría y yéndonos de vacaciones con una inmensa sonrisa. Ellos van a venir con muchísimo entusiasmo y no nos pueden ganar en eso: nos merecemos jugar esta final, porque otros equipos se quedaron en el camino. No quiero pecar de soberbio, pero somos nosotros los que vamos a jugar la final, más allá del momento futbolístico, y la vamos a encarar como tal", siguió Gallardo.

Gallardo continuó explicando la actualidad: "Está bueno ser sincero y reconocer que el momento futbolístico no es el mejor, que los niveles individuales no son los mejores. Es bueno saberlo, mirarse en el espejo y verse con honestidad, pero hasta ahí nomás, porque después tenemos que trabajar y es la única forma de mejorar. Son las únicas formas que conozco de salir de los malos momentos; la autocrítica está buena, pero no demasiado. Nunca voy a negar que hay entrega y compromiso, en ese sentido nunca les voy a reprochar nada a los jugadores".

"Un solo partido no modifica el balance futbolístico, pero sí cambia el estado de ánimo. Es muy importante que arranquemos la temporada que viene con una sonrisa y con una expectativa. Tampoco podemos cambiar rotundamente el plantel que armamos", compartió.

Por último, cerró: "El hincha de River comprende y ha sido muy leal y muy fiel en todo este tiempo con nosotros. Van a llenar el estadio en Mendoza porque siente que así debe ser. Van a estar felices si les damos la posibilidad de ganar esta copa. ¿Te parece que pueden pensar lo contrario? Si medimos los objetivos y quieren hacerles creer que esto no tiene valor, es otra cosa y va en la opinión de cada uno. Este año nos pusimos como objetivo los tres torneos que estamos jugando y en dos fuimos muy competitivos. El torneo es una cuente pendiente y no pudimos hacer pie. Si no ganamos, van a estar triste como vamos a estar nosotros".