“Fueron años excelentes” Después de más de cuatro temporadas defendiendo la camiseta, Pedro Barcelonna se despide de River.

  • Compartir

Hace algunas semanas, River culminó su participación en el Torneo Federal de Básquetbol, certamen que marcó, además, la despedida de uno de los referentes del plantel: Pedro Barcelonna.

El jugador oriundo de Olavarría llegó a Núñez en febrero de 2012 y, desde entonces, tuvo una carrera ascendente con la banda roja en el pecho. “Cuando llegué a Buenos Aires comencé a entrenar en River a través de Franco Mariani, que jugaba en el Club y a quien conocía de mi ciudad: empecé a trabajar con Roberto Santin y me quedé hasta ahora. Para mí era algo especial, porque siempre fui hincha de River: cuando llegué a Capital pensaba en lo bueno que iba a ser poder venir más seguido a la cancha, pero a los pocos meses me encontré jugando en este Club increíble y viniendo todos los días a entrenar con mucha felicidad”, recuerda.

“A nivel deportivo, fueron años excelentes. En el momento en el que llegué, me llamó la atención que River jugaba sólo en la Primera División de Capital, pero me encontré con un grupo de jugadores, cuerpo técnico y dirigentes que tenían ganas de progresar, nos pusimos a trabajar y se fueron logrando objetivos año tras año, hasta que llegó el título en el Prefederal 2014 y la posibilidad de jugar el Federal”, agrega.

A la hora de elegir un momento en su carrera, Barcelonna no duda: “El título en el Prefederal es algo que no voy a olvidar, porque salir campeón no es algo que pase seguido y, además, en ese caso significó que River volviera a jugar a nivel nacional después de muchos años”.

Para el cierre, el alero, cuyos próximos pasos incluyen una mudanza para continuar su vida en el exterior, rescata lo más importante que se lleva de su paso por River: “Lo que más valoro de estos cuatro años es que, más allá de que siempre voy a poder decir que jugué con esta camiseta, es la gente a la que pude conocer. Desde los profes, entrenadores y compañeros, me encontré con muy buenas personas y pude hacer grandes amigos”.

La palabra del entrenador
Roberto Santin, quien dirigió a Barcelonna durante toda su estadía en River, lo define a la hora de su despedida: “Fue un jugador versátil. Llegó hace cuatro años y nos dio su mejor esfuerzo y sacrificio permanente en función de cada uno de los equipos que integró. Mostró un gran sentido de pertenencia y, por sobre todo, ser una gran persona y un gran hincha de River”.