“Festejar con el club del que uno es hincha tiene un sabor distinto” Martín Persec, quien retornó este año a River y aportó toda su capacidad goleadora para la consagración en la Copa Argentina.

  • Compartir

Martín Persec volvió al club de sus amores donde cerró el año consagrándose campeón de la Copa Argentina. El goleador repasa sus comienzos en la institución, las sensaciones de haber regresado y qué significa para él volver a jugar la Copa Libertadores.

¿Cómo llegaste a River?
Fue en el 2007, venía de jugar tres años en la Primera de Glorias de Tigre, nos tocó enfrentarnos el año anterior, donde terminamos perdiendo, pero había hecho varios goles. Ahí mismo me consultaron si quería venir y ni lo dudé porque soy hincha del Club. Había otras propuestas, incluso del exterior, pero quería venir acá.

Volviste para esta temporada luego de jugar dos años en Kimberley, ¿con qué equipo te encontraste?
Justamente me encontré con eso, con un equipo. Un grupo con mucho trabajo, bien preparado tácticamente, con mucho orden y algunos jugadores importantes. Más que nada el fuerte que encontré fue esa unión que había tanto dentro como fuera de la cancha y les ayudó a conseguir cosas importantes en el 2016 y que se repitió este año.

Luego de unos días de la consagración en la Copa Argentina, ¿cuáles son tus sensaciones y cuáles creés que fueron las claves para lograr el bicampeonato?
Es una alegría terrible. Ya me había tocado salir campeón en Kimberley, pero esto no tiene comparación: festejar con el club del que uno es hincha, la familia... tiene un sabor distinto y es algo que va a quedar en la retina para siempre. La Copa Argentina es un formato que no tiene nada que ver con lo que es la liga, se juegan todos partidos a vida o muerte donde se define quién sigue y quién no. Considero que una de las claves fue la faceta defensiva, porque prácticamente no nos hicieron goles. Javi López obviamente fue un factor importante porque encima de que nos llegaban pocas veces, cuando lo hacían tenían que enfrentarse a quien considero como el mejor arquero de la Argentina. Además tuvimos efectividad de mitad de cancha en adelante, algo que nos había costado un poquito en el torneo local.

Culminada la temporada para ustedes, ¿qué balance hacés de este año?
Fue un año muy largo. Arrancó con la Supercopa donde nos tocó perder en semifinales por penales con Barracas. Después estuvo el Nacional, donde más allá de que fue una experiencia rara porque surgieron algunas cosas extra futbolísticas que hicieron que el viaje sea un poquito complicado, fue algo que siempre digo que sirve para sumar y unir al grupo, fue una semana en la que estuvimos juntos y algo productivo de ahí nos llevamos. Respecto a la liga, fue larga, con muchos vaivenes y nos quedamos ahí, al borde de la clasificación a los playoffs. Obviamente la frutilla del postre fue esta Copa Argentina, en donde tuvimos un rendimiento regular desde el comienzo hasta el final y terminó siendo un año redondo que finalizó con un campeonato más para el Club. Siempre ganar cosas es importante.

En el 2013 jugaste la Copa Libertadores con River, ¿qué se siente saber que tenés la posibilidad de volver a hacerlo cinco años después?
En el 2013 nos tocó jugarla en Uruguay, un campeonato muy lindo donde hicimos un buen papel, jugamos con equipos de primer nivel y empatamos con el Intelli de Brasil que luego se terminó coronando campeón. Terminamos en el podio, en el tercer puesto, y esperemos que el año que viene se repita. Es una alegría enorme para mí jugar esa clase de campeonatos internacionales y encima otra vez defendiendo esta camiseta. A medida que van pasando los años, la competición se hace más difícil, porque ahora participan más países. Es importante estar en los torneos de esa envergadura, ser competitivos y todo suma para seguir creciendo.

¿Qué significa River para vos?
Es imposible que pueda reflejar o transmitir en palabras lo que siento por este club. Todos en mi familia somos de River, encima poder salir campeón acá es algo increíble, siempre lo soñé. Espero que podamos dar la vuelta en el Monumental ante toda la gente con la Copa Argentina y festejar esto que es increíble.

Con 29 años, los números indican que llevás aportada una enorme cantidad de goles con la camiseta del Millonario, ¿qué representa esto para vos?
Es algo muy lindo, obviamente me gusta hacer goles, es una de las tareas que tiene el puesto en el que juego. Que se me haya dado la posibilidad de convertir varias veces o hacerlo durante tantos años, quiere decir un poco que el trabajo estuvo bien hecho. Siempre digo que no tiene comparación con salir campeón, los títulos individuales van subordinados a las consagraciones grupales. Pero es un reconocimiento el cual me genera un poco de orgullo y alegría.

¿Cuáles fueron los goles que más gritaste?
Me cuesta encontrar un gol que haya gritado más, porque aparte soy bastante efusivo en los festejos, de hecho muchos me cargan por eso. Me encanta hacer goles y los grito todos, pero quizás si hablamos de importancia, seguramente los que les hice a Boca y los de la final de la Copa Argentina también van a estar en el podio. Y además los dos goles que le convertí al Intelli de Brasil en la Libertadores 2013, que fue un encuentro que quedó en la historia del Club porque era contra un equipo brasileño, siempre se había perdido, y más allá de que no se pudo ganar, se sacó un empate que tampoco se había logrado antes.

Definí a Martín Persec en tres palabras
Constancia, mentalidad y gol.

Por Marina Márquez

Noticias Relacionadas

17/09/2018 Empate frente a Glorias
10/09/2018 Triunfo para ilusionarse
04/09/2018 No pudo ante San Lorenzo
04/09/2018 Victorias previas a los playoffs