El ganador fue el fair play La Octava División cayó por penales ante Kimberley en la final de la Supercopa y tuvo un gesto con sus rivales digno de imitar.

  • Compartir

Este fin de semana, la Octava División, al igual que la Primera, participó en la Supercopa llevada a cabo en Ferro Carril Oeste.

En la semifinal, la categoría se impuso por 4-0 ante sus pares de Barracas Central, para de este modo acceder a la final con Kimberley.

En el encuentro ante el “Celeste”, el Millonario logró empatar el cotejo luego de terminar el primer tiempo 1-0 abajo. Luego, en la definición por penales, el conjunto de Villa Devoto fue el vencedor.

Más allá de los resultados, lo más rescatable de la jornada fue el gesto de los chicos de River, quienes aplaudieron a su rival luego de la obtención del título y posaron todos juntos con el trofeo, dejando en claro que los valores son parte de su formación como jugadores.

Finalizado el certamen, Guido González Calderón, su técnico, contó cómo vivieron este fin de semana: “Fue un torneo muy lindo, de esos que hacen crecer al futsal, para los nenes de la Octava fue muy importante poder participar, estaban felices. Respecto al juego, nos sirvió para poder jugar antes del comienzo del torneo y quedamos muy satisfechos con el nivel mostrado, pero sobre todo con la unión y compañerismo que tuvieron, y cómo dejaron en alto el nombre del Club con el gesto de quedarse a aplaudir a los nenes de Kimberley luego de los penales”.

“Fue un momento muy lindo el de la foto de los dos planteles, nos demuestra que el futsal está creciendo, que somos muchos los que queremos el crecimiento de los nenes en el deporte, sin importar tanto en el resultado. Fue un gran fin de semana”, agregó.

El próximo fin de semana, al igual que el resto de las categorías, visitarán a Pinocho por la primera fecha del torneo local.

Por Marina Márquez