• Compartir

Después de haber sumado su tercer triunfo en fila, el Millonario (14 PG y 6 PP) sigue dando pelea entre los cuatro primeros de la División Metropolitana y este viernes se medirá con Lanús (17 PG y 2 PP), otro de los animadores de la zona y escolta del líder, Ramos Mejía LTC, con quien comparte récord de triunfos y derrotas aunque con menor diferencia de tantos.

En la previa de este duelo clave, el base de River Gianluca Pellegrino, que transita su quinta temporada en el Club y ya se convirtió en uno de los referentes del equipo, analizó la actualidad del Millonario: “Somos un equipo que todavía se está formando, con jugadores nuevos y la base que mantuvimos. Creo que en los últimos partidos se vieron cosas muy buenas y otras que tenemos que seguir trabajando. Para eso, el partido de este viernes ante Lanús será una gran medida para ver cómo estamos, porque es uno de los equipos que pelea arriba”.

“Esperamos poder imponer nosotros el ritmo de juego y llegar hasta el final con la forma que pretendemos o como plantea el juego Roberto, después el resultado varía entre si entra una pelota o no”, explicó.

La actual fue una temporada de cambios para River, ya que se despidió de algunos de los jugadores que fueron claves en la campaña del 2017-2018 e incorporó a refuerzos de peso. “Los que ya estábamos tuvimos que acostumbrarnos a ellos y ellos a nosotros, porque cambiamos el estilo de juego. Sumamos jugadores con mucho más tiro, con mayor influencia abajo del aro, mientras que antes quizás éramos un equipo más liviano que corría y corría. En eso tenemos que terminar de encasillarnos, nos vamos acoplando a medida que vemos qué nos conviene”, señaló Gianluca.

“El año pasado el equipo era más joven y este año es más experimentado. Eso se nota en los finales de partido porque es un equipo más inteligente, aunque el ritmo de juego pueda ser algo más lento”, completó.

En cuanto a los resultados, y en referencia a la histórica campaña de la última temporada en la que el equipo alcanzó las semifinales nacionales y quedó a un paso del ascenso, explicó que “a esta altura del torneo anterior estábamos en una situación parecida a la de hoy en cuanto a puntos y después hicimos un click en los playoffs, tranquilamente eso se puede mantener porque hay jugadores de calidad y con pensamiento ganador. En esto, lo del año pasado no es una presión sino una motivación, porque siempre tener la vara alta te da algo para trabajar”.

Finalmente, se refirió a una situación particular que debió atravesar el equipo este año a partir de la desvinculación de Guillermo Gavotti: “Cuando pasan cosas así trato de ver lo bueno. Gavo nos daba muchas cosas y hoy cada uno tiene que potenciarse para que su ausencia no se note, entonces está bueno porque podemos estar más sueltos y, además, los juveniles pueden tener más minutos y van tomando otro rol”.

Noticias Relacionadas

06/06/2019 Jornada a puro básquet
23/05/2019 El triunfo quedó en casa
15/05/2019 Formidable victoria de River
02/05/2019 Jornada a puro básquet