De Colombia al mundo Juan Quintero fue una de las figuras de la final en Madrid: ingresó en el segundo tiempo con el partido 0-1 y fue clave para dar vuelta a Boca Juniors. Rafael Borré, otro “cafetero” que entró en la historia del Club.

  • Compartir

Juan Fernando Quintero llegó a River hace menos de un año y ya se metió en la historia grande de la Institución. En Madrid, el talentoso mediocampista fue clave para dar vuelta a Boca Juniors y marcar el camino del Millonario a la cuarta Copa Libertadores, la más importante de todas.

El colombiano ingresó por Leonardo Ponzio, vio de cerca la jugada espectacular del 1-1 y en el segundo tiempo suplementario, cuando River era muy superior, pero no podía plasmarlo en el marcador, apareció para sacar un zurdazo que quedará para siempre en la memoria de los hinchas: travesaño y gol, gol para siempre de Quintero.

En el tramo final, capturó la salida de un tiro de esquina de Boca y se la tiró larga al Pity Martínez, que corrió todo el campo sabiendo que la historia iba a terminar con otro gol suyo al máximo rival y la vuelta olímpica más grande de la historia.

Otro colombiano importante en este River campeón fue Rafael Borré, quien fue titular en la final de ida y se perdió el segundo encuentro por llegar al límite de amarillas. El delantero anotó tres goles en la Copa, todos en etapas decisivas: uno a Racing (octavos), uno a Independiente (cuartos) y otro a Gremio, en Brasil, por la semifinal.

Galería de fotos