Conociendo Rusia: Moscú La Selección Argentina jugará en Moscú su primer partido del Mundial. Se enfrentará a Islandia en el Estadio que fue el hogar de Fernando Cavenaghi. Conocé el primer destino del equipo de Sampaoli.

  • Compartir

Por: Laura Otero


Nieve, frío y pieles son algunas de las cosas que uno imagina cuando pone la cabeza en Rusia; sin embargo, este año Rusia es sinónimo de fútbol. Porque la Copa Mundial de la FIFA tendrá como escenario al país más extenso del mundo, uno de los pocos que abarca dos continentes, Europa y Asia.

La Selección Argentina, la cual vio actuar a varios jugadores nacidos y criados en el Estadio Monumental, debutará el 16 de junio, en pleno verano moscovita. Ese primer partido será contra otro país más que acostumbrado a los climas extremos: Islandia.

El estadio del debut, el Otkrytie Arena, propiedad del Spartak de Moscú, supo ser la casa de Fernando Cavenaghi entre 2004 y 2006.

Ahora, ese estadio será testigo de la actuación de otros riverplatenses como Gabriel Mercado, Javier Mascherano, Gonzalo Higuaín, Enzo Pérez y Franco Armani, siendo los dos últimos los únicos que continúan jugando en el Club.

El debut de la Selección en Rusia será el debut de Islandia en los mundiales, la isla nórdica es el país con menor población que llega a un Mundial.

Esta vez, la imagen de Moscú poco tendrá que ver con la nieve y el frío ya que las temperaturas durante junio y julio rondarán los 20 grados, los jugadores no verán la típica imagen de la Catedral de San Basilio vestida de blanco.

Los paisajes serán distintos, pero igual de admirables, el Kremlin seguirá siendo el centro de atención para los que visitan la capital rusa. Y la Plaza Roja, el punto de partida de cualquier turista recién llegado.

Sin embargo, el lugar planeado por la FIFA para reunir a los hinchas es el Vorobyovy Gory, conocido en español como la Colina de los Gorriones. En este lugar con capacidad para 25.000 personas estará ubicado el Fan Fest, donde los fanáticos del fútbol podrán reunirse para alentar a su equipo.

Allí, los argentinos que no puedan ingresar al estadio podrán congregarse para vivir la pasión que los une, compartir la alegría de ver jugar a la Selección, disfrutar, una vez más, del juego más lindo del mundo.