"Con trabajo y dedicación las cosas llegan" Flabian Londoño Bedoya, delantero de la Quinta División, le contó al Sitio Oficial cómo fue su arribo a las Inferiores de River.

  • Compartir

Por: Rubén Sagarzazu


Hace seis meses no esperaba lo que le iba a suceder. Como siempre en cada gambeta, en un pique electrizante o en cualquier gol que convertía jugando en el Club Deportivo La Masía de Ebéjico (una ciudad de 15.000 habitantes de la región de Antioquía), soñaba que era Radamel Falcao, su ídolo de siempre.

Sin saber que el destino le haría el pase más genial de su vida. Y que la estrella de la buena suerte iba a ser su aliada. El protagonista de esta historia es el colombiano Flabian Londoño Bedoya, que ahora sí ve que puede ser artífice de su propio sueño. Con el Monumental como fondo, empieza a describir con un tono de voz tranquila su llegada al Club: “Es increíble ser jugador de River y estar en el lugar donde empezó a hacer su carrera Falcao, que es el ídolo de toda mi vida. Se me dio la posibilidad de venir porque hubo una selección de jugadores en Medellín y ahí me vio Gustavo Fermani, de la parte de captación, y me dijo que me quería ver acá en Buenos Aires. Yo jugaba en el Club Deportivo La Masía desde los 14 años y en mayo de este año surgió todo esto”.

¿Cómo fue la prueba acá en Argentina?
Hace tres meses que estoy en Buenos Aires. La prueba duró un mes y les gustó cómo jugué. Y ya empecé a jugar en Quinta División. Hicimos más de tres partidos amistosos y me fue muy bien. Marqué muchos goles y me adapté rápido, siempre jugué de 9. Ahí Juanjo Borrelli me dijo que se iban a comunicar con mis padres para pedirles todos los papeles para ficharme. Cuando se enteraron, no lo podían creer.

¿Cómo te adaptaste tan rápidamente al fútbol argentino?
Porque fue fundamental el apoyo y la confianza de todos. De mis compañeros para acoplarme a la forma de jugar. Del técnico, que me sacó toda la presión. Me dijo que jugara como sé y disfrute de lo que más me gusta, que es jugar al fútbol. Y eso me dio más seguridad para mostrar mi juego, me motivó mucho e hizo que hiciera todo tranquilo.

Ya jugaste en Quinta y convertiste goles…
Jugué tres partidos. Debuté contra Banfield, ganamos 3-1. Salí con toda la motivación y a los cinco minutos hice mi primer gol. Hernán López me asistió, metí la diagonal y la crucé cuando me salía el arquero. Y también hice uno contra Independiente, que fue parecido al de Banfield.

¿Cuáles son tus características?
Soy un centrodelantero que le gusta estar siempre dentro el área. Me gusta tirar muchas diagonales. Tengo buen juego aéreo y manejo los dos perfiles. Soy goleador. Me gusta jugar entre los centrales rivales y también pivotar.

¿Qué es River?
Un club conocido mundialmente y el más grande de Argentina. Es increíble cómo te atienden. No te dejan faltar nada. Es como ser un jugador de Primera División. Y lo que más destaco es la calidez humana. De todos mis compañeros, cuerpo técnico y en la pensión, que me hacen sentir como en mi casa.

¿Y del juego?
El juego acá en Argentina es muy intenso. Se presiona constantemente. Tenés que pensar muy rápido porque hay pocos espacios. Acá se marca mucho más, en Colombia se puede jugar con un poco más de libertad. Acá ya aprendí a soltar la pelota enseguida. El juego de River me favorece, se juega bien, por abajo y se ataca siempre. El tema es divertirse y no presionarse. Con trabajo y dedicación las cosas llegan.

Hablando de llegar, ¿te entrenaste con la Reserva?
Sí, me entrené y jugué un par de veces. Te marcan más y el roce es fuerte, pero leal. El juego tiene un poco más de intensidad que la Quinta. Tengo que ser más potente físicamente. Para eso estoy trabajando duro en el gimnasio. Estando bien físicamente, sé que voy a mostrar mi juego a pleno.

¿Quiénes son tus referentes?
De acá, Santos Borré por las ganas que pone en ir a buscar cada pelota y cómo encara a los defensores. Y Radamel Falcao, que es mi ídolo de chico. Por la técnica que tiene, la forma de definir, fabricarse los espacios y además cómo cabecea. Ojalá pueda ser un poquito como él, nada más.

Ves a River, obviamente.
Es increíble la energía que transmite el público. Y del equipo me sorprendió la intensidad que tiene para jugar a uno o dos toques. La unión que muestran los jugadores, eso se nota demasiado en los entrenamientos y después en los partidos. Y de Gallardo, la exigencia y a su vez la confianza que les da a los jugadores. Los mismos jugadores lo dicen en sus redes sociales.

¿Cómo es tu vida acá?
Estoy bárbaro, como en mi casa. Tito y Oscar me ayudan mucho en la pensión. No me dejan faltar nada y están siempre pendientes de todo. Me hablan y me ayudan. Y te enseñan que tenés que ser siempre correcto en todo. Y entre los compañeros somos muy unidos. Eso hace que no extrañe tanto a mi familia. Me gusta mucho jugar al pool y escuchar música. Mis compañeros me hacen escuchar la cumbia de acá, pero yo les pongo el ballenato, el reguetón, salsa y merengue. Y me dicen que lo apague porque no les gusta.

Quiere debutar en la Primera División por todo el sacrificio que hacen sus padres, Luz Amparo y Flabian Efrén. Seguir el camino de sus compatriotas en River, como Yepes, Ángel, Quintero y Borré. Parecerse en algo a su ídolo, Radamel Falcao. Y estudiar inglés. Por ahora todo va bien. Hace seis meses todo esto sólo era utopía.

FICHA TÉCNICA
Nombre y apellido: Flabian Londoño Bedoya
Fecha de nacimiento: 9 de julio del 2000
Lugar: Ebéjico (Colombia)
Edad: 18 años
Peso: 70 k
Estatura: 1,80 m
Perfil: diestro
Categoría: Quinta División
Puesto: delantero