Con la frente en alto Las chicas tuvieron una destacada actuación ante Racing pero no pudieron acceder a la final de los playoffs.

  • Compartir

Luego de la hazaña ante Pacífico en los cuartos de final de los playoffs, fue el turno de enfrentar a Racing en semifinales. La Academia había salido segunda en la tabla general del campeonato local y para acceder a esta instancia dejó en el camino a Comunicaciones.

El primer partido fue este viernes en el club SECLA y esta vez era el rival el que tenía ventaja deportiva, por lo que no había otro resultado válido que no fuera un triunfo en el global.

A los 11', Carmen Brusca puso al conjunto de Avellaneda arriba en el marcador y, a 22 segundos del cierre de la primera etapa, luego de un corner, Rocío Villanueva puso de cabeza el segundo gol del encuentro.

Ya en el segundo tiempo, a los 8' María Pía Gómez extendió la diferencia a 3-0, lo que complicaba el panorama de las dirigidas por Franco Lastra.

Pero las Millonarias, con la actitud que las caracteriza, no se iban a dar por vencido y a los 12' la uruguaya Carolina Birizamberri Rivero logró descontar. Fue ella quien, tres minutos después, con un tiro libre anotó su doblete de la jornada.

Las chicas siguieron intentando y, pese a que fue derrota por 3-2, el envión anímico gracias a la remontada final era un condimento extra para afrontar el próximo cotejo.

Dos días después llegó el partido de vuelta, esta vez en la cancha de Comunicaciones. River tenía que ganar por dos goles para acceder a la definición por el título.

Se jugó con la actitud que un encuentro así requiere. Pero los goles no aparecieron en el primer tiempo gracias a las actuaciones de ambas arqueras.

En la segunda mitad, a los 8' Dalila Ippolito pasó entre tres jugadoras rivales y asistió a Magalí Benítez para achicar la diferencia y dejar al conjunto de Lastra a sólo un gol de una nueva hazaña.

Pero cuatro minutos después, Pía Gómez anotó para volver a dejar las cosas como estaban y obligar a las riverplatenses a marcar dos tantos.

Fue así como River intentó con Lucía Taborda como arquera jugadora, pero Racing a través de Rocío Villanueva aprovechó el arco solo para extender la diferencia a menos de tres minutos del cierre.

Las chicas intentaron de todas las maneras, pero la pelota no quería entrar. Los segundos corrían y las esperanzas se iban diluyendo aunque no por eso el esfuerzo dentro de la cancha. Finalmente sonó el silbato que decretó a Racing como finalista del playoffs.

Ahora predomina la bronca y la tristeza, pero este grupo sabe que dejó todo y le sobra talento, actitud y compromiso. El deporte da revancha y a mitad de agosto comenzará una nueva ilusión en la cual River recibirá a Argentinos Juniors en el inicio del campeonato.

Por Marina Márquez