Agónico triunfo de River El Millonario logró imponerse 3-2 sobre la hora en su visita a Estudiantil Porteño.

  • Compartir

Victorias como la del sábado son las que se gritan con todas las ganas, sobre todo cuando el rival supo de qué manera jugar y complicarle el partido a los dirigidos por Mauricio Galvani. Cuando parecía que estaba todo controlado con el 2-0 a favor, Porteño llegó a la igualdad y tuvo en jaque a River, en especial cuando dispuso de un jugador más en cancha.

El penal en los últimos segundos fue un respiro para los de Núñez, que gracias a la excelente conversión de Ezequiel Lillo, se pudieron llevar el partido y los tres puntos para casa.

La tarde dio comienzo con una llegada clara del local que Elías Moreno logró desviar. River reaccionó y en la siguiente ocasión llevó peligro al arquero de Estudiantil.

El equipo de Galvani basaba su juego en la posesión de la bola, mientras que los locales trataban de cortar en el medio y salir rápido de contra. Además, presionaban en defensa al Millonario dificultándole la salida clara.

Por su parte, Patricio Ipiñazar quería hacerse eje del juego de River empezando las jugadas de ataque y probando al arco cuando se le presentaba la ocasión.

El partido tenía un ritmo incesante, ambos equipos buscaban el arco de enfrente sin parar. A los 17 minutos River abrió el marcador.

Una gran jugada personal de Ezequiel Lillo por derecha, engañando posteriormente al arquero, hizo que la Banda se pusiera 1-0 arriba. Precisamente Lillo fue quien tuvo la oportunidad de agrandar el marcador con un penal a favor, pero su remate se fue desviado.

El segundo llegó tres minutos después por medio de Ipiñazar. El Millonario estaba haciendo los méritos para ir ganado contra un duro oponente.

Minutos después una pelota perdida ocasionó una contra letal de Porteño que agarró mal parado a los de Núñez y sufrieron la primera caída de su valla. Para colmo, faltando treinta segundos para el entretiempo, Estudiantil logró empatar aprovechando varios descuidos de River.

La segunda parte inició muy pareja. El 2-2 hacía que ambos equipos vayan a buscar el triunfo. Elías Moreno, uno de los más destacados, impedía con sus grandes atajadas que los de Ramos Mejía aumentaran el marcador.

La décima falta en contra de River ocasionó un libre para Estudiantil. Moreno volvía a brillar al desviar el remate. El Millonario jugó los últimos minutos con un jugador menos por la exclusión de Ipiñazar, aunque pudo defenderse bien sin conceder ninguna ventaja.

El cierre del partido fue con Estudiantil Porteño buscando el tercero. Sin embargo cuando faltaban veinte segundos para el final un ataque de River fue cortado con falta y el árbitro no dudó en cobrar penal.

El remate de Ezequiel Lillo fue imposible de contener para el arquero local y así el Millonario se llevó el triunfo por 3-2.

Por otra parte, la Reserva ganó 7-4 con goles de Nicolás Bueno, Lucas Pérez Roldán y Pablo Banfi en dos ocasiones cada uno y el restante de Juan Ignacio Gutiérrez.

Formación:

Primera: Elías Moreno, Ezequiel Lillo, Patricio Ipiñazar, Julián Cornejo, Juan Ignacio Gutiérrez, Marcos Testa, Fernando García, Nahuel Saldaña, Rodrigo Caruso. DT: Mauricio Galvani

Reserva: Caruso Rodrigo, Bueno Nicolás, Testa Marcos, Gutiérrez Juan Ignacio, Pérez Roldán Lucas, Saldaña Nahuel, Banfi Pablo, Cuesta Matías. DT: Mauricio Galvani

Por Mariano Foti

Noticias Relacionadas

30/09/2019 Se despidió con un triunfo
16/09/2019 Se les escurrió la victoria
16/09/2019 La máquina de Galvani
26/08/2019 River fue un ciclón