A 20 años de River campeón El recuerdo, anécdotas y emoción de un momento inolvidable del vóley del Club.

  • Compartir

“Cuando perdíamos la final 0-2, (Marcelo) Méndez en una reunión alzó la mano y nos enseñó un contrato ficticio en el que nos exigía compromiso, lucha y recalcaba los valores del equipo. Todos teníamos que firmar diciendo que sí. No había contrato, era su mano en alto y todos habíamos entendido y firmado. Allí empezamos a remontar aquella final”. Marcos Dreyer Viana recuerda como si fuera hoy ese momento en el que River hizo el click, ganó cuatro finales seguidas y el 23 de abril de 1999 se consagró campeón de la Liga Argentina.

Pasaron exactamente 20 años de aquel viernes que River vivió una fiesta inolvidable en su Microestadio en el Monumental. Ese día vencía a Club de Amigos 3 a 2 en la sexta final y así ganaba su primera Liga Argentina moderna, la segunda de su historia.

Eufórico y emocionado y mientras la gente invadió la cancha y se fundió en un festejo único, Marcelo Méndez, el técnico de aquel equipo y hoy empezando su camino en la Selección Nacional, destacó: "Era hoy, se tenía que terminar esta noche y aquí. El equipo jugó como yo siempre quise. Lo preparé para defender, bloquear y contraatacar bien. Y cuando no alcanzó con lo técnico-táctico, el grupo tuvo un plus anímico que me sorprendió. Si renacimos fue porque se combinaron esas dos partes”.

Veinte años más tarde y después de convertirse en uno de los técnicos más importantes del mundo, múltiple campeón en Brasil y reconocido por todo el vóley, Méndez sigue valorando aquel momento con el club de toda su vida. “Tengo las mejores sensaciones, fue mi primera Liga ganada como entrenador, la segunda del club. Con muchos jugadores de nuestras inferiores y un par de extranjeros logramos un título inédito, incluso con un presupuesto bajo para esa época.

“Fue una fiesta inigualable para River y para todos los integrantes del plantel, creo que fue algo que nos marcó la vida deportiva de todos nosotros”, resaltó Méndez. Vaya casualidad, los 20 años de River campeón se cumplen en la semana en la que el técnico comenzará los entrenamientos con la Selección Argentina.

River terminó primero de la fase regular con 55 puntos, en cuartos de final dejó afuera a Mendoza de Regatas y en semifinales a la UBA, ambas series corridas por 2-0 y 3-0, respectivamente. La final, ante Club de Amigos, favorito para muchos. Esa edición de la Liga, la 98/99, significó la primera con el Rally Point y la incorporación del líbero.

Francisco Finoli, Jefferson De Salles, Ariel Giorello, Marcos Dreyer Viana, Luis Gálvez, Marcelo Román y Nicolás Basigalup. Una formación que sale casi de memoria en un plantel en el que también fue importante el aporte Diego Gutiérrez, con apenas 21 años. Además, Diego Bonini, Hernán Pesci, Juan José Valdez y Germán Weiner completaban un plantel plagado de jugadores que nacieron en River.

VOCES DE RIVER CAMPEÓN, 20 AÑOS DESPUÉS
Algunos siguen ligados al vóley como entrenadores o jugadores, incluso hoy sus hijos también están haciendo su experiencia en este deporte. Alejados o en el día a día del vóley, para ellos 20 años después el recuerdo de River campeón está más vivo que nunca.

Luis Gálvez, el capitán: “Fue uno de mis títulos más importantes. No éramos candidatos, pero lo mejor fue poder armar un grupo de jugadores con el mismo objetivo dejando de lado lo individual, con humildad y trabajo entendimos que podíamos lograrlo”.

Marcos Dreyer Viana: “Es uno de los mejores recuerdos de mi carrera deportiva y de mi vida. La verdad, era un grupo muy especial con mucho talento y que adquirió un gran carácter ganador durante la temporada. Fue una gran apuesta para mí personal y deportivamente, tenía que asumir el protagonismo del extranjero y tuve la suerte de caer en un equipo muy ganador. He sido muy bien tratado y en River viví lo mejor y lo peor de la vida de un deportista y pude aprender mucho al ser liderado por Marcelo (Méndez). Sufrí una fractura antes de un play off y me operaron las dos rodillas después de aquel título. Jugué al límite con River y el club trató de que yo me cuidara lo suficiente para salir de allí aún más fuerte de lo que era. Le debo mucho a River y a las familias que me ayudaron a vivir aquel sueño: Marcelo Méndez y su esposa Maria Livia, que me cuidaron como un hijo, Jorge Gori y familia, Rubén Eiras, Fernando Gómez y amigos de la directiva y afición. Espero de verdad poder juntarnos un día”.

Francisco Finoli: “Fue una alegría enorme haber sido campeón con el club del que soy hincha desde que nací y que voy a seguir siendo hasta que me muera, una pasión que heredé de mi viejo y que le pude trasmitir a mis hijos. Recuerdo un grupo con muchas ganas de entrenar y de ser campeones. Méndez tenía una forma distinta de entrenar a la que estaba acostumbrado, pero era muy buena y en la que había una competencia interna muy fuerte, eso nos hacía mejores a todos. Nos matamos en los entrenamientos, eran mejores que los partidos comunes. Él logró sacar hasta la última gota de todos para ayudar al equipo a lograr el objetivo. Hoy en día sigo jugando los martes con Marcelo Román y es imposible no recordar ese campeonato, era un grupo sano y con ganas de trascender con un campeonato”.

Diego Gutiérrez: “Tengo un gran recuerdo de ese momento, de los más lindo que el deporte me dio: salir campeón en el club en el que arranqué es algo hermoso. Me acuerdo que la práctica se terminaba y me quedaba con ganas de seguir entrenando. Conservo algunas fotos, los recortes y digitalicé la final, de vez en cuando las miro y el recuerdo vuelve. La camiseta de la final es la única que conservo, todas las otras las demás las regalé. La convivencia con los más grandes era buena, había respeto y menos distracciones, sin tanta tecnología. Compartíamos más, sobre todo en los viajes”.

Ariel Giorello: “Nunca vi el Microestadio de River como ese día, explotaba de hinchas, de familia y gente del vóley. Adrenalina total. Éramos un grupo de jóvenes con mucha hambre de gloria y jugadores de experiencia que juntos éramos dinamita. Pasaron 20 años y todavía se me pone la piel de gallina. Algo que me dejó muy marcado es que cuando pasábamos la puerta del gimnasio para entrenar era solo para eso, no podíamos boludear. Marcelo (Méndez) nos enseñó lo que era la responsabilidad. Cuando terminaba el entrenamiento ahí podíamos ser amigos o lo que nosotros queramos. Lo lindo de esto es que a través del vóley un puñado de jóvenes se hicieron amigos, se educaron y amaron el deporte y al club. Creo que todo ese grupo estamos agradecidos por las personas que nos dirigían: Marcelo Méndez, Rubén Eiras, Fernando Gómez y los dirigentes”.

Marcelo Román (MVP de la final): “Fue una emoción muy fuerte ese momento. Un grupo de muchachos con una garra increíble, luchadores atómicos todos e incansables. Tengo guardado el video de la final y a veces lo miro, lo recuerdo con mucha emoción y felicidad. Marcelo (Méndez) fue un guía importante en esas finales, era muy claro en sus conceptos y aprendimos muchísimo”.

ANÉCDOTAS PARA EL RECUERDO
Como siempre, una larga de temporada de Liga Argentina guarda recuerdos imborrables y dentro de ellos algunas anécdotas que ellos mismos se encargaron de revivir.

El pulóver verde de Marcelo Méndez. Si en algo coincidieron todos es en rememorar aquel abrigo del técnico en pleno verano argentino. “No se si no fue el mejor entrenador que tuve, un tipazo y además tenía el pulóver verde, la cábala infalible”, recuerda Marcelo Román. Y Ariel Giorello agrega: “Hacían 200 grados de calor, pero él no se lo sacaba. El pulóver verde y el calzón rojo de Fernando, claves para el título”.

Una conferencia de prensa picante. Recuerda el capitán Luis Galvez: “Cuando perdimos el segundo partido de la final fuimos a una conferencia de prensa y nos preguntaron cómo veíamos la serie final. Ellos respondieron que ya se sentían campeones y yo respondí que le dimos los dos primeros partidos para darles una chance y que el campeón sería River Plate. Se pudrió la conferencia de prensa”.

Jugando en San Juan y no al vóley. Diego Gutiérrez era uno de los más chicos de ese plantel y en una época en la que aún no existían la Play, ni las redes sociales ni los juegos on line, la diversión pasaba por otro lado. “Recuerdo a todo el equipo jugando a las escondidas en una plaza de San Juan. Siempre llevaba la cámara y las fotos tiene esa magia, que me llevan a ese momento”.

Todo sea por unos pesos más. “En ese momento teníamos de sponsor una marca de agua mineral y nos peleábamos por salir en las cámaras con la gorrita del sponsor. Si aparecíamos nos pagaban un plus”. Un recuerdo made in Ariel Giorello.

Humor ante todo. Otra del capitán para los momentos tensos. “En la semi y en la final los nervios eran mayores, entonces les contaba chistes a mis compañeros durante el partido así se relajaban. Perdíamos un punto y los hacía reír. (Marcelo) Méndez se ponía del moño”.

LA CAMPAÑA
Fase regular: 1° con 55 puntos
Cuartos de Final: vs Mendoza de Regatas (3-2, 3-2)
Semifinales: vs UBA (3-0, 3-2, 3-2)
Final: vs Club de Amigos (2-3, 1-3, 3-1, 3-1, 3-0, 3-2)

Plantel:
Marcos Dreyer Viana
Hernán Pesci
Diego Bonini
Jefferson De Salles
Juan José Valdéz
Luis Gálvez
Francisco Finoli
Nicolás Basigalup
Ariel Giorello
Germán Weiner
Marcelo Román
Diego Gutiérrez

DT: Marcelo Méndez
Asistente: Rubén Eiras
Preparador Físico: Fernando Gómez
Utilero: Luis Rosales

Por María Eugenia Candal