River y Peñarol, una amistad entre dos instituciones gloriosas La camaradería entre ambos se remonta a principios de la década de 1920 e incluye visitas históricas, tanto de los uruguayos a Buenos Aires como del Millonario a Montevideo.

  • Compartir

Por: Museo River


En 1912 y 1916 ya existen vínculos futbolísticos y de camaradería entre ambas instituciones. El 6 de noviembre de 1921, el Club Atlético Peñarol inauguró su legendario estadio de Pocitos ante River Plate, poniéndose en disputa un trofeo llamado “José Bacigaluppi e hijo” para que lo obtuviera en propiedad el vencedor de dicho encuentro.

José Bacigaluppi era el Presidente riverplatense en aquel entonces. El partido terminó con empate en un tanto y se decidió que la posesión definitiva del trofeo se dirimiera en un nuevo encuentro a disputarse al año siguiente en Buenos Aires.

El 19 de marzo de 1922, en el viejo estadio riverplatense de Aristóbulo del Valle y Caboto del barrio de La Boca, River se impuso por 2-1. La copa “José Bacigaluppi e hijo” quedó en Argentina y hoy luce en un lugar destacado en el Museo River.

En 1923 y 1938, Peñarol acompañó con su equipo las inauguraciones de los estadios riverplatenses de Alvear y Tagle y de Belgrano. También en la despedida de Enzo Francescoli en 1999 y en los festejos del centenario del Club en 2001.

Ahora, en 2016, River fue nuevamente invitado para una ocasión tan especial para Peñarol y en que, como bien dicen hoy los mirasoles, se empata en dos el virtual marcador de inauguraciones de estadios.

River le obsequiará a Peñarol una réplica de aquel histórico trofeo José Bacigaluppi, puesto en juego hace nada menos que 95 años, como un símbolo de la amistad y fraternidad que desde el primer enfrentamiento de 1912 han venido manteniendo ambas instituciones.