Iván Peralta: "La idea es jugar siempre al estilo de River" El marcador central de 18 años se refirió a su presente en División Reserva, a sus aprendizajes y a sus sueños con la banda roja.

  • Compartir

Por: Rubén Sagarzazu


Para disfrutar de este merecido presente en Reserva y proyectar la llegada a la Primera División en el futuro, es imposible no recordar el pasado que lo llevó a esta situación. Por eso se le vienen a la mente los comienzos en Estudiantil Porteño de Ramos Mejía, o aquellos partidos en Parque Chas que fueron marcando el camino. También, claro, el inolvidable día de 2009 en el que pisó el Monumental y se hizo jugador de la banda roja.

En River mostró enseguida sus condiciones de marcador central y se transformó en capitán y referente de las categorías en las que jugó. Con sacrificio, humildad y un gran respeto por los demás, fue sumando logros como el campeonato de Octava División de AFA, ganado con un equipo con el típico estilo del Club y comandado por el 'Tapón' Jorge Gordillo. Además, los goles marcados de cabeza y de penal le dieron un plus mayor como defensor.

Hoy, con 18 años, Iván Peralta repasa su trayectoria y cuenta cómo vive este presente en Reserva: "Estoy muy contento con ser parte de este equipo. Es un gran paso poder estar acá y mucho más cerca de la Primera, ya que tenemos entrenamientos y hacemos fútbol contra ellos. Lo tomo como un reconocimiento y una gran posibilidad de luchar por la ilusión de llegar a ser parte del primer equipo, trato de disfrutarlo al máximo y dar todo para conseguirlo".

¿Qué diferencias encontrás entre jugar en Inferiores y pasar a Reserva?
Lo que se nota con mayor facilidad es la diferencia en el ritmo de juego. Acá es mucho más intenso, tenés que resolver más rápido la jugada, tener más precisión en velocidad y algo fundamental: que lo sencillo es muchas veces más efectivo que lo complejo. El juego se hace mas rápido y físico, casi dejando de lado las individualidades porque lo fundamental es el trabajo en equipo. Y en lo mental tenés que estar a pleno todo el tiempo porque, con el nivel que hay, debés estar siempre concentrado y con confianza para estar a la altura de las exigencias.

¿Qué cosas le vas agregando a tu juego?
Trato de agregarle cosas para ir mejorando, adaptarme a lo que es el mundo de Reserva y potenciar mis virtudes futbolísticas. Yo me defino como un marcador central al que le gusta hablar y ordenar a la defensa. Firme en la marca, que va más al roce físico, con buen juego aéreo y que siempre intenta salir jugando. Y después trato de hacer caso a lo que me piden los entrenadores en lo táctico y mejorar en la técnica. Eso es a lo que juegan los centrales de River hoy: animarse a defender mano a mano y tener buena visión de juego, tanto para dar el primer pase como para saber leer la jugada, a ser agresivo y un líder defensivo.

¿Qué enseñanzas te dejan las prácticas de fútbol y ejercicios tácticos contra la Primera?
Esas prácticas en partidos y trabajos en espacios reducidos que hacemos contra ellos son muy intensas. Además de sumar experiencia y ritmo, uno aprovecha la oportunidad de enfrentarlos para ver sus movimientos y lo que les pide Gallardo que hagan. Así uno después puede tomar esas indicaciones e incorporarlas a su juego.

¿Y de los jugadores qué notaste?
Que tienen una calidad e inteligencia extraordinarias, que hacen que todo parezca más sencillo. Por eso juegan de la manera en que lo hacen. Y con la seriedad que toman las prácticas contra nosotros, hacen que aprendamos de todas esas experiencias. También sirve para aprender a marcar a jugadores con más jerarquía, cuándo arriesgar y cómo tomar las decisiones correctas.

¿Tenés alguna anécdota que te hayan dejado esas prácticas?
Sí, varias. Por ejemplo, ir a presionar a Nacho Fernández y tratar de robarle la pelota pensando que él la va a controlar: resuelve a un toque y te deja pagando. La calidad que tiene Suárez, para hacer los enganches y engaños, también jugar contra Borré, que no te deja respirar y es el primero en tratar de recuperar la pelota. Y ver que hacen y como se mueven los centrales, para luego copiarlos. Todas esas cosas uno las va viendo, aprendiendo y aprovechando.

¿Cómo vivís estar en Reserva?
Estar en la Reserva de un club tan grande como River es un privilegio, por lo que significa y por lo que vivís día a día. Sin dudas es un reconocimiento por hacer bien las cosas, pero obviamente con eso no alcanza, sino que el nivel y la exigencia que hay en el club requiere que rindas siempre al máximo, que mejores en todos los aspectos y aspires a ser lo mejor posible en lo físico, técnico y profesional, pero también como persona. Ser jugador de River no solo significa llevar la camiseta, también hay que representarlo y eso implica dedicarse al cien por ciento y hacerlo con la mayor responsabilidad.

¿Qué cosas les piden Borrelli y Fermani?
Los dos son técnicos ofensivos, que lo que buscan y nos inculcan es jugar igual que la Primera. Nos dicen que miremos a los jugadores, que son el claro ejemplo y los tenemos al lado nuestro. La idea es jugar siempre al estilo de River. Eso es lo que hace la Primera y nosotros tratamos de copiarlo. Obviamente, cuando jugamos contra ellos es más difícil desplegarlo, pero siempre intentamos jugar de la misma forma. Y que más adelante seamos nosotros los protagonistas, no importa el rival que enfrentemos. Imponer nuestro estilo de juego es la idea.

¿Qué impresión te dejó Gallardo, teniéndolo ahí al lado?
Teniéndolo ahí se destaca más lo exigente que es. Cada entrenamiento es muy importante, por la forma en que quiere que juegue cada uno según el puesto que ocupa. Uno aprovecha las indicaciones que da para incorporarlas y así ya no tenés que aprenderlas más adelante.

¿Quiénes son tus referentes?
Maidana fue un espejo, siempre lo miré y traté de copiarle las mejores cosas. También me gustan Sergio Ramos y Boateng. Me paso mucho tiempo mirando fútbol y trato de incorporar algunas cosas de Pezzella, Van Dijk, Bonucci y Upamecano, por ejemplo. Salvando las distancias, con algunos coincido en el estilo de juego y con otros no tanto, pero aún así trato de mirarlos a todos y aprender de ellos algo que me sirva. Ellos son jugadores de mucha jerarquía, que resuelven situaciones difíciles constantemente y aprovecho eso para copiarlos.

¿Cómo es el sueño de jugar en Primera?
Yo aspiro a debutar en River y triunfar acá. Es un orgullo jugar en este Club y más cuando sos tan hincha. Te genera placer y una enorme felicidad poder representarlo, tengo que ser paciente y trabajar por si me llega la chance de debutar en Primera. Y más por el apoyo y el cariño que recibí todos estos años de mi familia, sobre todo mi mamá, Gabriela, mi papá, Walter, y mi hermana, Natalia. Sería hermoso debutar en el Monumental, lleno de gente y con ellos en la cancha.

FICHA TÉCNICA
Nombre y apellido: Iván Peralta
Fecha de nacimiento: 25 de abril de 2002
Lugar: Capital Federal
Edad: 18 años
Peso: 77 k
Estatura: 1,86 m
Categoría: Reserva
Puesto: Marcador Central