Ignacio Amui: "Los objetivos económicos están alineados con los deportivos" El tesorero de River habló en exclusiva con el Sitio Oficial y contó los proyectos para el 2020 centrados en continuar con estabilidad económica, aumentar los ingresos y mantener un plantel de alta competencia.

  • Compartir

¿Cómo se encuentra River económicamente?
River económicamente está bien. Claramente estamos en un contexto país donde, lamentablemente por las devaluaciones que tuvimos el año pasado y por cómo tenemos estructurados nuestros ingresos y egresos, nos generaron algunas dificultades- Pero hemos sabido superarlas durante todo el 2019. Hemos podido también cerrar acuerdos comerciales muy importantes para el Club, de prestigio internacional.

¿Esas circunstancias contextuales se sienten más en un club como River?
Las exigencias a las que está sometido un club como River, que compite en más de tres campeonatos por año, te obligan a tener un plantel altamente competitivo, con jugadores de nivel internacional. Eso hace muy desafiante el manejo de la economía.

¿Tener un plantel competitivo implica tener un éxito económico casi asegurado?
Tener un plantel competitivo te obliga a tener una gran eficacia en el manejo económico y financiero; no solo a saber invertir, sino también a gastar en lo que podes gastar. Esto no te permite distraerte. Nosotros teníamos hasta junio del año pasado los números equilibrados y por la gran diferencia que hubo en temas macro económicos tuvimos alguna dificultad, pero la supimos resolver.

¿Qué fue lo más duro que tuvieron que afrontar en el último ejercicio (finalizado en Agosto 2019) desde el punto de vista económico?
Dentro del ejercicio mencionado, puntualmente en Diciembre 2018, a nosotros nos afecto el no haber podido disponer de la recaudación del partido final de la Copa Libertadores, porque River devolvió todas las entradas y no pudimos recuperar ese dinero cuando jugamos en Madrid. Esto, sumado a tener la cancha suspendida y otra penalidad económica que nos desacoplaron un poco. Pero también se resolvió. Afortunadamente hemos logrado la incorporación de nuevos sponsors que contribuyen mucho a la situación del club y también el crecimiento de nuestros socios y de los miembros de Somos River, que son un gran ingreso para el Club.

¿Qué expectativas económicas tienen para este año desde la Tesorería?
Espero que el país nos acompañe, que sea un país un poco más estable, un poco más previsible. En un país más previsible vos podes ser más atractivo para inversores de afuera para invertir en tu marca. De hecho nosotros para el sponsor del pecho, Turkish Airlines, estuvimos más de un año y medio negociando, y eso no tiene que ver solo con un tema de River sino también con el contexto económico del país. Una empresa que quiere invertir en un país tiene que saber también cómo es la situación macroeconómica.

¿Considera que podría haber un “nuevo fútbol” argentino como producto de la crisis económica?
El fútbol, como cualquier actividad, no es ajeno a lo que pasa en el país. Cuando las empresas de afuera no invierten en la Argentina, o dudan mucho en hacerlo, o lo que es peor, cuando muchas de las que están se van, el fútbol no está exento de eso.
También es cierto que para un club de la Argentina es más difícil mantener con una moneda débil un plantel altamente competitivo. Si el país sigue desacoplado del mundo va a ser muy difícil que los equipos de este país se puedan acoplar al mundo, van a tener que hacer muchos esfuerzos, buscar nuevas fuentes de ingreso y ser muy creativos para la generación de ingresos permanentemente.
Por eso nosotros hacemos los esfuerzos que hacemos para poder tener un equipo que pueda competir internacionalmente como lo hace River. Y eso se logró durante todos estos años con resultados muy favorables para el Club.

Pero a pesar de las complicaciones económicas, la respuesta futbolística el año pasado fue muy positiva…
Claramente. Si bien el año pasado perdimos la final de la Copa Libertadores, llegamos a instancias definitivas y obtuvimos dos copas (Copa Argentina y Recopa) que claramente reflejan que estamos preparados para competir en todos los frentes y obtener todo lo que obtuvimos.
Y ahora este mes para nosotros es importante porque debemos acoplar todos los compromisos que tenemos. Ya después es más difícil poder seguir planificando. Enero es un mes de mucho trabajo para preparar lo que viene en el año.

¿Cuáles son los objetivos de la Tesorería para este año?
Desde la tesorería nos respaldamos mutuamente con las otras áreas del Club, sobre todo con las que generan ingresos, y tratamos de ser lo más eficientes posibles. Nosotros estamos orgullosos porque tenemos al día el pago de las primas, pagamos los sueldos al día, así como también las cargas sociales y los impuestos. Nos enorgullece poder tener todos estos temas ordenados.

¿Cómo definiría al equipo de trabajo que encabeza?
Somos una parte más de este gran equipo encabezado por el Presidente Rodolfo D´Onofrio. Tratamos de estar a la altura de las circunstancias de todo lo que este club te demanda. Tenemos un buen equipo, multidisciplinario, que formamos junto con el Gerente General, Walter Koll, el Gerente Financiero del club, Juan Pablo Susse, y todas las personas que trabajan en el área de la Tesorería. Algunos están desde hace muchos años y otros se fueron incorporando en los últimos tiempos. Estamos también muy contentos con la incorporación de Mariano Taratuty que es el Protesorero del club, con quién trabajamos codo a codo.

¿Cuál de todas las competiciones es la que más dinero genera?
La Copa Libertadores, más allá de tener ese glamour que tiene, es la competición que más ingresos genera, y afortunadamente en los últimos años se han ido incrementando esos ingresos con una moneda sólida como los dólares. También tiene otro condimento que es ser una gran vidriera internacional. Es una de las Copas más prestigiosas del mundo, junto con la Champions League.

¿Qué otros beneficios genera, además de los económicos?
Beneficios adicionales como el posicionamiento de tu marca, el reconocimiento de un plantel con mayor categoría porque los jugadores que juegan finales de Copas Libertadores tienen un valor elevado. Entonces eso también te prestigia más al plantel. Y para el futbolero, la Libertadores es algo diferente.

¿Cómo es la postura de la Tesorería durante los mercados de pases?
Desde la tesorería yo tengo que estar dispuesto a cumplir con las necesidades que tiene River. La decisión de comprar o no comprar jugadores depende de la demanda deportiva y futbolística, que es la que se define en función del plantel que tiene y los compromisos que afrontan. Lo que yo tengo que decir es si hay o no hay disponibilidad. Además de la compra de jugadores también tenemos la posibilidad de vender algunos. River es una gran vidriera para eso y seguramente algún jugador en algún momento ser irá, no sé en qué mercado.

¿Hay algún tipo de planificación en estas situaciones?
Desde la Tesorería intentamos alinear los objetivos financieros con los objetivos deportivos y para ello hay un gran trabajo en equipo siempre planificando con la antelación necesaria. Lamentablemente, lo preocupante es la estabilidad del país. Porque si tuviéramos un país más estable, con una moneda más dura, podríamos jugar con esa planificación y ya de antemano saber que estamos en el punto de equilibrio. El problema es cuando uno está más o menos equilibrado y de repente tenés una moneda que se cae y se devalúa. Eso escapa un poco a nuestro manejo financiero y al futbolístico y pasa a ser un tema económico para lo cual debemos que estar preparados.

¿Cree que se podría mejorar el contrato de los derechos de la TV y lograr también una negociación para que la Liga Argentina sea transmitida en el exterior?
Ese es un gran desafío que tenemos a través de la Superliga. Los derechos de la TV han ido mejorando pero para los grandes compromisos que tenemos como club aspiramos a que estos ingresos se vayan poniendo a la altura de las circunstancias. Cuando uno compara los ingresos que perciben los clubes en la Argentina respecto a los ingresos que se producen en otros países la diferencia es muy grande, entonces ahí es donde está el problema.

¿Qué se puede hacer al respecto?
Uno de los temas que se están tocando ahora es cómo vender nuestro fútbol afuera. Y ahí está el punto, eso nos va a permitir a nosotros generar más ingresos. En este caso ya están trabajando las personas adecuadas y calificadas en el tema. Nuestros dirigentes y quienes nos representan están tratando de ver cómo podemos mejorar los ingresos. Yo creo que el futbol argentino amerita una mejora en los ingresos televisivos. No puede ser que hay un River - Boca, un River - San Lorenzo o un Independiente - Racing no tengan un valor acorde a lo que representan. Además al fútbol argentino se lo ve. Los equipos europeos tienen la posibilidad de conseguir jugadores de todo el mundo porque tienen mucha riqueza y por eso son los que más ganan pero nuestro fútbol se ve. Los europeos compran jugadores de Brasil, de África, de Francia, de Centroamérica, de Egipto. Son grandes seleccionados y hacen que esos equipos ganen más campeonatos que los equipos americanos.

En este contexto, ¿qué opina de la evolución y la profesionalización que tuvo el fútbol estadounidense?
El fútbol de EE.UU. es un capítulo aparte. Ha habido una gran evolución. Muchos jugadores argentinos optaron por ir no solo por la diferencia económica sino también porque la Liga se ha vuelto más competitiva y genera mucha riqueza. Hay jugadores de plazas europeas reconocidas que han ido ahí y se ha generado una competencia mucho más exigente que la que era hace 7 u 8 años. De acá se fueron el Pity Martínez y Jorge Moreira, que son jugadores reconocidos. Yo creo que antes no hubieran ido. También hay DT argentinos que han ido. Lo que pasa es que en EEUU todo se multiplica por mucho. Allá los acuerdos con la televisión movilizan mucho dinero.