"Este equipo es inteligente para este tipo de definiciones" Javier Pinola, uno de los referentes del plantel, dialogó en exclusiva con el Sito Oficial y se refirió, entre otras cosas, al tramo final de la Superliga.

  • Compartir

Por: Rubén Sagarzazu


Escenario: predio de River Camp, en Ezeiza. Protagonista: Javier Pinola. Y una charla a fondo de todos los temas. Cómo está River para el envión final de la Superliga. Otra vez el mano a mano con Boca Juniors, su mirada sobre este momento futbolístico del equipo de Gallardo, su presente futbolístico y una revelación sobre su futuro.

Uno de los capitanes de River, sereno, pensante y reflexivo después de la práctica matutina, empieza a desglosar cada uno de los tópicos mencionados.

¿Cómo viven este tramo final de la Superliga?
Tranquilos como siempre. Estamos enfocados exclusivamente en el partido frente a Estudiantes. Esa es la característica de este equipo en cada instancia decisiva. Vamos a prepararlo sabiendo cuáles son las virtudes que tienen. Será un rival muy exigente, que va a jugar de local con todo el apoyo de su gente. Sabemos cómo juegan los equipos de Milito y Gallardo preparará la estrategia para enfrentarlo. Pero lo más importante es estar metidos y repetir lo que venimos haciendo estos últimos partidos: jugar con mucha intensidad y ser nosotros los que manejemos el ritmo. Será fundamental tratar de convertir todas las chances que generemos.

Esta vez depende de ustedes...
Tenemos una idea que no se negocia desde hace mucho tiempo. Hemos perdido puntos y partidos, pero siempre con nuestro estilo. Y ahí está el desafío de nosotros como jugadores y del cuerpo técnico, de trabajar cada semana para ser imprevisibles y lastimar al rival. Obviamente que tenemos errores y tratamos de corregirlos, pero a su vez tratamos de agregarle a nuestro juego algo más para que no te conozcan, más allá de la calidad individual que tenemos en el plantel.

Pero es difícil que por la forma que tienen de jugar que no corran algún riesgo o les lleguen con peligro.
Son los riesgos que tomamos y no tenemos problemas. La confianza que tenemos es la que nos hace arriesgar y jugar al límite. Nos sentimos cómodos jugando de esta manera, porque si no lo hablaríamos con Gallardo. Es lindo correr esos riesgos, jugando así y bajando el margen de error y sintiéndonos fuertes.

¿Les genera ansiedad este final tan apretado del campeonato?
Ansiedad hay, porque sería un logro más y es algo que nosotros queremos. Es la realidad. Pero a su vez, cuando como grupo estás bien, tratás de estar tranquilo, de seguir entrenándote y mantener los pies sobre la tierra. Este equipo ya lo ha demostrado: es inteligente para este tipo de definiciones. Hay que enfocar la cabeza en lo que entrenamos cada día, para llegar bien al próximo partido y dar lo mejor de nosotros para conseguir este objetivo.

¿Charlan entre ustedes esto de estar otra vez definiendo mano a mano con Boca?
Es que realmente está todo en nuestras manos. Sabemos que tenemos que ganar, que no podemos fallar ni esperar nada de nadie. Llevamos una ventaja que hay que aprovecharla. Después sí, por ahí uno lo tiene en la cabeza, pero trata de no darle tanta importancia. Que sea Boca o el rival que fuera, uno sabe lo que tiene por delante y esa es la mejor motivación.

¿Estos partidos los encaran de alguna manera en especial?
No, creo que cada partido se toma igual, sabiendo los riesgos que conlleva. Porque cada rival juega de diferente forma cuando lo hace con nosotros. Siempre dan un plus, que es increíble, pero real. En el “mata o muere” no, porque en época de Libertadores tenés dos partidos y en uno el otro equipo te va a salir a buscar. Y acá muchos apuestan a alguna jugada aislada o con pelota parada. Nosotros somos los que hacemos el mayor esfuerzo en casi todos los partidos, pero nos sentimos cómodos jugando de esa forma y no la vamos a cambiar.

Yendo a lo personal, ¿en qué etapa de tu carrera estás?
En una de las mejores. La verdad es que a esta edad estar viviendo todo esto es mucho más de lo que hubiese imaginado en mi vida. Yo siempre digo que los sueños están para cumplirlos y mayor o mejor que este, imposible.

¿Disfrutás en la intimidad de todo lo que estás viviendo en River?
Sí, muchas veces lo disfruto a pleno. Trato igual de que no sean períodos muy largos y extensos, porque a uno lo puede llegar a marear. Así sabés que cada día tenés que exigirte un poco más, porque en River hay que estar siempre al ciento por ciento. No podés bajar ni un poquito. Lo disfruto a veces en los ratos que estoy solo, me pongo a repasar toda mi carrera y esto que estoy viviendo es hermoso.

¿Cómo la definirías con una frase?
Estoy contento de todo lo que viví y vivo. Y no me arrepiento de nada. Todo lo hice con decisión y convicción.

¿Con quiénes lo disfrutás?
Con Mariela, mi mujer, y mis hijos, Luciano y Juan Ignacio, que son futboleros. Que ellos vengan a la cancha, se vayan contentos y cuando llegamos a casa sigamos hablando del partido. Que me remarquen jugadas y me critiquen cuando tengan que hacerlo me pone bien. Siempre miro los partidos, después de que termino de jugar por ahí ellos ven cosas que vos no las tenés presentes y eso te ayuda a mejorar.

¿Cómo te ves en el futuro?
Me encantaría ser director técnico, estoy haciendo el curso. El fútbol siempre fue todo para mí. Es algo que me apasiona y lo amo. Habría que ver si como técnico principal o ayudante de campo. La verdad es que me gusta estar dentro de la cancha, tratar de enseñar y transmitir todo lo que aprendí como futbolista.

¿Cómo jugarían los equipos de Pinola?
La idea es jugar como este River. Ser ofensivo y tener un ritmo intenso, que a mí me encanta. Que tome riesgo y confianza. Es algo que me gusta y voy aprendiendo acá y también me puedo sacar muchas dudas, preguntando.

¿Dirigirías en Argentina o Europa?
Primero quiero seguir disfrutando. Después, veremos.