El futsal masculino regresó a las prácticas Emiliano Scocchera e Ignacio Caviglia, director técnico y capitán, dialogaron con el Sitio Oficial sobre el retorno a los entrenamientos.

  • Compartir

El futsal está de regreso. Después de siete meses de entrenamientos virtuales y de charlas técnicas virtuales, el equipo de futsal masculino de River se sumó a los deportes que están retornando a sus rutinas de entrenamiento presenciales.

Así, bajo el protocolo de la AFA, los dirigidos por Emiliano Scocchera volvieron a verse en las canchas auxiliares del Monumental: “Estamos entrenándonos en grupos de seis, como lo indica el protocolo. Todavía no hay fecha de retorno de competencia, pero estamos muy contentos de poder entrenarnos juntos otra vez”, explicó el técnico en una charla exclusiva con el Sitio Oficial. 

“Entrenarse sin fecha de inicio es difícil, pero estar en River ya te motiva. Ganas es lo que nos sobra. Nosotros nunca dejamos de entrenarnos y eso nos ayudó mucho a la hora de volver”, aseguró. 

Por su parte, el capitán del equipo, Ignacio Caviglia, contó cómo sienten: “La vuelta fue buena. Estamos todos muy entusiasmados después de tantos meses de encuentros virtuales. Ver al grupo, la cancha, tocar la pelota... Hay algunas imprecisiones normales, pero ya es un paso adelante empezar a pegarle al arco, moverse en la cancha, estar ahí”.

“Ya dimos un paso. Falta seguir y rogar que se juegue un torneo”, expresó el jugador.

Si bien todavía no se definió cuándo y cómo sería el torneo, este regreso significa un gran avance para el cuerpo técnico y sus jugadores. “Avanzamos porque somos deportistas y necesitamos entrenarnos, mantener el cuerpo en forma. Ahora hay que dar un segundo paso para que se compita”, coincidieron.

“Nosotros nunca paramos. Siempre nos entrenamos. Y por más de que haya sido virtual, nos entrenábamos fuerte. La fuerza y desplazamientos cortos. Ahora no sentimos tanto la falta de entrenamiento”, aseguró Caviglia. 

Scocchera coincidió y dijo: “A partir de ahora estamos a la espera del campeonato. Tarde o temprano esto se va a acomodar y vamos a jugar. Ahora la idea es focalizar la parte de pelota que es lo que se fue perdiendo en estos meses, pero sabíamos que lo que nos iba a dar una mano a la hora de volver era que los chicos trabajaran la fuerza con el profesor Sebastián García Prado”. 

Caviglia admitió tener emociones y sentimientos encontrados. Si bien la felicidad por el regreso no la puede ocultar, remarcó que necesita competir. “Desde marzo, antes de que se frenara todo, tenemos el objetivo claro y nada nos va a desviar de eso. A mí me gusta la competencia y quiero lograr el objetivo que tengo en la cabeza. Tratamos de motivarnos en equipo entre todos. Obviamente estamos súper contentos de volver. Es una alegría enorme”, dijo el capitán. 

El DT hizo un balance de estos meses y destacó que, si bien fueron tiempos difíciles y de mucha incertidumbre para todos, al plantel le resultó fácil, ya que el grupo nunca se lamentó, mientras que, en cambio, “hay equipos que dejaron de entrenarse, que pararon por cansancio, por aburrimiento”. 

En su caso, los encuentros por video llamada no sólo tuvieron que ver con mantener los entrenamientos de los jugadores, sino especialmente con poder conocer más en profundidad a un grupo de jugadores con el que había tenido poco tiempo de trabajo en cancha.

Scocchera había llegado a River en septiembre de 2019 y dirigió solamente cuatro fechas. “Los encuentros virtuales hasta fueron positivos en ese sentido: nos ayudó a armar un grupo que no se conocía tanto, el vernos todos los días, charlar, nos sirvió para conocernos”. 

Y lo que nunca faltó, asegura, es la motivación por volver. “Desde que tomamos el equipo el año pasado, más allá de perder la categoría, quedamos jugadores y todo el mundo del deporte con una deuda, no tuve ni que motivarlos. Siempre hacíamos charlas, pero la motivación nunca se fue. Había mucha incertidumbre y el Club siempre redobló la apuesta, siempre nos apoyó y eso se sintió tanto los jugadores como nosotros como cuerpo técnico”.