Colloca: "Quiero llegar a mi mejor versión en River" Se inició en la escuela de básquet y pasó por todas las categorías, hasta debutar a los 16 años en Primera. Hoy, con 21, asegura que jugar en el Club es un privilegio.

  • Compartir

Cuando Tomás Colloca era chico jugaba al fútbol, pero cada vez que iba a River a buscar a su hermano (que hacía básquet) se ponía a practicar con él. Un día, los profesores de Inferiores le preguntaron si se quería quedar. Lo que Tomás no sabía es que ese sería el inicio de una gran carrera deportiva. Hoy es titular del primer equipo y sueña con ascender con River para jugar la Liga Argentina.

¿Cómo fueron tus inicios en el Club?
Yo empecé a jugar al básquet a los nueve años. Antes jugaba al fútbol. Con mi hermano hicimos la colonia River. Primero empezó él, yo lo venía a buscar y me ponía a jugar con él hasta que me preguntaron si me quería quedar. Desde ese día nunca me fui. Empecé a estudiar en el Instituto River Plate. Estaba dese las siete de la mañana hasta las 19 en el Club, entre el colegio y los entrenamientos. Terminé el secundario en 2018 y en 2019 empecé a estudiar kinesiología en la UBA.

Tu primer Torneo Federal fue en 2016. Desde ahí no paraste de progresar y se vio reflejado en tus estadísticas individuales. ¿Sentís el respaldo y la confianza del cuerpo técnico?
Siempre sentí ese respaldo por parte del entrenador Roberto Santin y su equipo. Ahora que soy más grande entiendo más algunas decisiones. Cuando era más chico me enojaba si no entraba o si jugaba poco. Cuando sos chico sólo querés jugar. Fue todo un proceso. Me fueron llevando de apoco para terminar siendo lo que soy hoy y poder ser titular en la Primera de River. En su momento yo no lo entendía. Ahora veo que también les pasa a los más chicos. Yo les cuento mi experiencia, les digo que es de a poco.

Sos uno de los chicos que se iniciaron desde la escuela y pasaron por todas las categorías hasta llegar al primer equipo. ¿Qué consejo les darías a los más chicos?
Les diría que estar en River es una situación privilegiada. Por la calidad de básquet que se juega, por las instalaciones. Estar en River no es cualquier cosa. Trato de ayudarlos, de explicarles que no se frustren. Es raro porque yo tengo 21 años, pero siento que les puedo contar lo que yo viví para que sepan cómo son los tiempos. En la vida de un deportista, si aspirás a tener buenos rendimientos tenés que estar enfocado en el deporte. Si estás enfocado en lo tuyo, sabés que a la larga el trabajo te termina dando frutos.

¿Cómo fue la experiencia de jugar en otros clubes y luego retornar a River para la Liga Metropolitana?
Este año estuve en All Boys. Ahí jugué el Federal. Fue un año raro por todo lo que pasó con la pandemia. Ahí jugué toda la fase regular y quedamos terceros. No pudimos clasificar a los playoffs. La experiencia sirvió para poder sumar minutos y no perder confianza. Luego me contactaron de Unión de Mar del Plata para jugar los playoffs en ese club. Ahí estuve dos meses. Fui exclusivamente a jugar esa instancia. En julio ya volví a River y empezamos a prepararnos para este momento, que nos está yendo muy bien.

¿Qué análisis harías de tu presente como jugador y del equipo en general?
En los partidos que jugamos del Prefederal fuimos muy superiores en cuanto al plantel y a la forma de jugar. Creo que vamos muy bien. Me siento muy enfocado en el torneo y tengo muchas ganas de ganarlo. El equipo también. El Federal, que empieza en enero, es nuestro horizonte, pero sabemos que esto nos sirve para agarrar ritmo y mejorar como equipo. Después, espero poder ascender con River y jugar la Liga Argentina. Quiero llegar a mi mejor versión siendo jugador de River.